AFP. 18 julio
Una niña se encuentra en medio de las ruinas de un edificio destruido por los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí, en la provincia de Amran, a unos 50 kilómetros al norte de la capital yemení, el 6 de julio del 2019. Foto: AFP
Una niña se encuentra en medio de las ruinas de un edificio destruido por los ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí, en la provincia de Amran, a unos 50 kilómetros al norte de la capital yemení, el 6 de julio del 2019. Foto: AFP

Naciones Unidas. La ONU ha alcanzado un principio de acuerdo con los rebeldes hutíes de Yemen para retomar la entrega de ayuda alimenticia en las áreas que controlan, dijo el jefe del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

Después de cuatro años de guerra civil, la malnutrición se ha extendido por Yemen, pero la ONU suspendió al entrega de alimentos en las áreas controladas por los rebeldes el mes pasado por riesgo de "desvío de alimentos".

El nuevo pacto con los hutíes permitirá entregar con mayor rapidez alimentos en la capital rebelde, Saná, aunque ambos lados no han formalizado aún el acuerdo, informó David Beasley, jefe del programa, ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Puedo decir que hemos hecho progresos sustanciales”, manifestó durante una reunión sobre Yemen, en la que junto a funcionarios humanitarios de la ONU remarcó la grave situación que sufre el país.

"Cerca de 30 millones de personas viven en Yemen, y más de dos terceras partes de la población padece inseguridad alimentaria. Eso es 20 millones de mujeres, hombres, niños y niñas", explicó.

El enviado de la ONU a Yemen, Martin Griffiths, advirtió del empeoramiento de la situación humanitaria y dijo que un frágil alto al fuego en el puerto de Hodeida “finalmente nos permitirá centrarnos en el proceso político antes del final de este verano (boreal)”.

Mark Lowcock, jefe humanitario de la ONU, dijo que no se estaban cumpliendo los compromisos internacionales de ayuda a Yemen.

Se refirió especialmente a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, miembros de la coalición que intervino en Yemen en apoyo del gobierno.

"Aquellos que hicieron las promesas más grandes, los vecinos de Yemen en coalición, hasta ahora solo han pagado una modesta parte de lo prometido", denunció.

Decenas de miles de personas han muerto por el enfrentamiento entre los hutíes, apoyados por Irán, y las fuerzas gubernamentales, que cuentan con el soporte de una coalición internacional liderada por Arabia Saudí. Muchos de los fallecidos son civiles, dicen agencias de ayuda.

El conflicto ha provocado también que cerca de 3,3 millones de personas hayan abandonado sus casas.