AFP . 21 septiembre
Actualmente, tres proyectos compiten por ser el vehículo de alunizaje. Foto: Chris O'Meara / AP Photo
Actualmente, tres proyectos compiten por ser el vehículo de alunizaje. Foto: Chris O'Meara / AP Photo

Washington. La NASA aseguró este lunes que mantiene en su hoja de ruta el regreso de los astronautas estadounidenses a la Luna en 2024, publicando una estimación de financiación de unos $28.000 millones para los próximos cinco años que incluyen $16.000 millones para el alunizaje.

El presupuesto será votado por el Congreso que se renovará en las elecciones del 3 de noviembre. Para el presidente Donald Trump la misión lunar es una prioridad.

Si el Congreso vota los primeros $3.200 millones para el alunizaje hacia la Navidad “todavía estaremos en la carrera para un alunizaje en 2024”, dijo el jefe de la NASA, Jim Bridenstine, en una conferencia de prensa brindada tras publicar la actualización del programa de retorno a la luna, Artémis.

Pero como suele decir Bridenstine, la NASA sabe cómo gestionar los riesgos técnicos, pero los "riesgos políticos" suelen ser los más peligrosos para la agencia espacial, a priori de una elección presidencial.

A modo de ejemplo, Barack Obama canceló el programa de exploración de la Constelación de Marte después de haberse gastado miles de millones de dólares bajo la estela de su predecesor.

El objetivo sigue siendo aterrizar en el Polo Sur de la Luna, confirmó Bridenstine.

Tres proyectos compiten por ser el vehículo de alunizaje en que dos astronautas, incluida una mujer, descenderán de su nave espacial Orion a la superficie de la Luna.

Una primera selección será anunciada en 2021, según la NASA, que elegirá entre la propuesta desarrollada por Blue Origin, fundada por el jefe de Amazon, Jeff Bezos, y otros dos proyectos desarrollados por SpaceX, fundado por Elon Musk.

Artemis 1, previsto para noviembre de 2021, tendrá su misión sin astronautas a bordo. Artémis 2, en 2023, enviará astronautas alrededor de la Luna, pero no aterrizarán y finalmente Artémis 3 será el equivalente al Apolo 11 en 1969, concretando el alunizaje.