AFP. 16 agosto
El multimillonario Jeffrey Epstein (izquierda) y su abogado Martin Weinberger, presentes en una audiencia judicial en un tribunal federal de Nueva York, el 15 de julio del 2019.
El multimillonario Jeffrey Epstein (izquierda) y su abogado Martin Weinberger, presentes en una audiencia judicial en un tribunal federal de Nueva York, el 15 de julio del 2019.

Nueva York. La autopsia realizada a Jeffrey Epstein determinó que el financista estadounidense se suicidó por ahorcamiento, informó el viernes la oficina del médico forense, despejando una de las principales interrogantes que dejó esta muerte devenida en un escándalo nacional.

Después de “un examen meticuloso de toda la información, incluidos los resultados completos de la autopsia”, la médica forense en jefa de Nueva York, Bárbara Sampson, confirmó, en una breve declaración por correo electrónico a la AFP, que Epstein se suicidó por “ahorcamiento”.

El resultado se conoce seis días después de que el multimillonario, de 66 años, acusado de explotación sexual de chicas de hasta 14 años, fuera encontrado muerto en su celda en una prisión federal de Manhattan.

Funcionarios anónimos citados por el diario The New York Times dijeron que habría usado sus sábanas para colgarse.

La muerte del administrador de fondos de cobertura, quien estaba detenido en uno de los centros penitenciarios más seguros del país, causó revuelo en Estados Unidos, suscitando un torrente de interrogantes y teorías de conspiración.

Aunque las autoridades apuntaron el sábado a un aparente suicidio, muchos insinuaron que había sido asesinado para proteger a las muchas personalidades que frecuentaban a esta figura del jet set, desde el príncipe Andrew hasta el exmandatario Bill Clinton y el propio presidente Donald Trump.

La confirmación del suicidio está lejos de responder todas las preguntas sobre cómo uno de los presos de más alto perfil del país pudo suicidarse.

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, lanzó el mismo sábado dos investigaciones que revelaron “serias irregularidades” en la prisión.

Autopsia confirma suicidio de multimillonario Epstein

Si bien no las detalló, el director de la cárcel fue transferido y los dos guardias encargados de vigilar a Epstein la noche de viernes al sábado fueron suspendidos.

Los funcionarios de la prisión citados por The New York Times dijeron que los guardias habían dormido unas tres horas cuando se suponía que debían hacer rondas cada media hora, alimentando las sospechas sobre posible complicidad dentro de la prisión.

Las especulaciones también fueron alimentadas por el hecho de que ya el 23 de julio Epstein había sido encontrado tirado en el piso de su celda con marcas en el cuello, tras un aparente intento de suicidio.

Luego de ese episodio fue puesto bajo vigilancia especial, pero solo hasta el 29 de julio.

Todavía no hay información oficial que explique por qué este monitoreo se detuvo tan rápido.

Investigación y demandas

Frente a la indignación de las presuntas víctimas de Epstein, el Departamento de Justicia prometió continuar la investigación de los cargos, así como de posibles cómplices, comenzando con su amiga cercana Ghislaine Maxwell, acusada por varias demandantes de haber reclutado esclavas sexuales para su red y participado en algunos abusos.

Nadie conoce su actual paradero. El diario New York Post publicó el viernes fotos que parecían mostrarla en la terraza de un restaurante en Los Ángeles, pero sin especificar la fecha de las imágenes.

En espera del progreso de la investigación, se multiplican acciones civiles contra sus herederos y supuestos cómplices en busca de reparación.

El financista Jeffrey Epstein estaba recluido en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.
El financista Jeffrey Epstein estaba recluido en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York.

Después de una primera demanda el miércoles ante la corte del estado de Nueva York por parte de una presunta víctima ya conocida por los medios, Jennifer Araoz, otra fue presentada en la corte federal de Nueva York por explotación sexual con un reclamo de $100 millones por daños y perjuicios.

Ante la posibilidad de un aluvión de demandas, Lisa Bloom, la abogada de las dos nuevas denunciantes que permanecen en el anonimato, pidió el viernes a los herederos de Epstein que creen un "fondo de compensación para las víctimas", que examinaría los reclamos de "manera justa y rápida".

De lo contrario, “lucharemos en la corte para obtener la justicia que nuestros clientes merecen”, advirtió.