Agencia AP.   19 septiembre

Los Ángeles. Una jueza de Los Ángeles sancionó el jueves a dos fiscales con $5.000 cada una por no entregar evidencia en el proceso contra el líder de la Iglesia mexicana La Luz del Mundo, acusado de abuso sexual infantil y tráfico de personas.

Naasón Joaquín García, el líder de una iglesia evangélica con sede en México con una membresía mundial, aparece el 15 de julio del 2019 con sus abogados defensores Ken Rosenfeld, a la izquierda, y Allen Sawyer para una audiencia de revisión de fianza en el Tribunal Superior de Los Ángeles. Foto: AP

La jueza de la Corte Superior Teresa Sullivan multó a las fiscales generales adjuntas Amanda Plisner y Diana Callaghan, diciendo que violaron una orden del tribunal de entregar material a los abogados de Naasón Joaquín García, líder de esa Iglesia, y otras dos acusadas.

Sullivan dijo a las fiscales que deberán entregar la evidencia para el viernes por la mañana.

Los abogados de la defensa declinaron comentar sobre las sanciones. En un comunicado el jueves por la tarde, la procuraduría estatal indicó que responderá al tribunal, y “continuaremos trabajando con la defensa durante la presentación obligatoria de documentos relevantes para proporcionar información como corresponde”.

El tema surgió cuando las fiscales estaban por detallar las acusaciones durante una audiencia en que la jueza decidiría si hay suficiente evidencia para que el caso pase a juicio.

Los abogados de la defensa han pedido reiteradamente ver la evidencia y la presentación obligatoria de documentos relevantes en las semanas que siguieron al arresto de junio, tanto en mociones como en comparecencias ante la corte.

Las fiscales dijeron que los investigadores todavía están analizando miles de fotografías y videos, algunos de los cuales contienen presuntas imágenes sexuales de personas que se cree son menores de edad, así como supuestos abusos sexuales grabados.

Sullivan les había ordenado a las fiscales el viernes, menos de una semana antes de la audiencia preliminar, que entregaran la evidencia.

El miércoles hubo otra audiencia adicional en relación al presunto desacato de la fiscalía, y el jueves se le veía visiblemente frustrada.

“La corte siente que le ha ofrecido al pueblo tiempo más que suficiente para cumplir”, afirmó Sullivan.

García, considerado el apóstol de la Iglesia, y las otras dos acusadas fueron arrestados en junio bajo sospecha de abusar sexualmente de tres niñas y una mujer en el condado Los Ángeles. Los tres se han declarado inocentes, y una cuarta acusada está prófuga.

García está detenido sin derecho a fianza. Sus abogados han dicho estar preocupados por la posible manipulación de evidencia, así como una teoría de conspiración, diciendo que una testigo que se quejó ha intentado incriminar a su cliente.

A las víctimas presuntamente les dijeron que iban en contra de Dios si no se sometían a García y sus exigencias sexuales.

El líder religioso encabeza esta Iglesia evangélica internacional de 5 millones de feligreses, docenas de los cuales han asistido a su proceso judicial.

Las fiscales han intentado que García permanezca tras las rejas a la espera de un juicio, argumentando que es un riesgo para “cientos de niñas” si es liberado.

Han dicho también que les preocupa que sus seguidores pudieran recaudar el dinero para la fianza, incluso cuando en un principio se fijó en $50 millones.

Aunque la fiscalía dijo que podría haber víctimas y cargos adicionales, sólo se han agregado tres cargos por pornografía infantil desde que García fue arrestado. En junio, la jueza dijo que la fiscalía debe ofrecer más evidencia para las acusaciones.