AFP.   8 julio
La Policía mantenía cerrada una calle -este domingo 8 de julio del 2018- en las afueras del albergue para personas sin vivienda en Salisbury, sur de Inglaterra.

Londres. La mujer contaminada con el agente neurotóxico Novichoc y hospitalizada el sábado 30 de junio en Salisbury (sur de Inglaterra) falleció el domingo por la noche, anunció la Policía británica que inició una investigación por asesinato.

“La Policía inició una investigación por asesinato luego de que la mujer expuesta al agente Novichoc en Amesbury, en Wilstshire, falleciera el domingo 8 de julio por la noche”, anunció Scotland Yard.

“Fue identificada como Dawn Sturgess, de 44 años, oriunda de Durrington”, añadió.

La primera ministra británica, Theresa May, reaccionó inmediatamente a este anuncio. “Estoy horrorizada y consternada por la muerte de Dawn Sturgess”, declaró citada en un comunicado.

“La Policía y los agentes de seguridad trabajan para esclarecer rápidamente los hechos”, agregó. “El gobierno aporta todo su apoyo a la población local, confrontada a esta tragedia”.“

Dawn deja a su familia, sus tres hijas, y nuestros pensamientos y oraciones son para ellas en este periodo extremadamente difícil”, declaró Neil Basu, jefe de la Policía antiterrorista británica.

“Esta terrible noticia solo refuerza nuestra determinación para resolver esta investigación, identificar y enjuiciar a los responsables”, agregó.

Scotland Yard precisó que el hombre de 45 años también contaminado con Novichok y hospitalizado el sábado 30 de junio en Salisbury continúa en estado crítico.

Uno de sus amigos afirmó que se trata de Charlie Rowley y que estaba en pareja con Sturgess.

Un investigador recogió posibles evidencias de la contaminación con Novichok en un albergue para personas sin vivienda en Salisbury, sur de Inglaterra, el viernes 6 de julio del 2018.

El hombre y la mujer fueron internados tras haber manipulado un “objeto contaminado”, había anunciado la Policía, que vinculó el incidente al envenenamiento del exespía ruso y su hija en Salisbury en marzo.

El ex agente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia quedaron al borde de la muerte tras ser contaminados con Novichok en Salisbury, ciudad a unos 10 km de Amesbury en donde los servicios de emergencia subieron en las ambulancias el sábado a la pareja de británicos.