Interés Humano

Medios de comunicación de Brasil forman consorcio para garantizar la transparencia de datos de covid-19

Periodistas de O Globo, Extra, O Estado de S.Paulo, Folha de S.Paulo, G1 y UOL van a trabajar en conjunto para buscar las informaciones necesarias en los 26 estados y en la capital del país

Río de Janeiro. En respuesta a la decisión del gobierno Jair Bolsonaro de restringir el acceso a los datos sobre la pandemia de covid-19, los medios de comunicación Globo, Extra, O Estado de S.Paulo, Folha de S.Paulo, G1 y UOL decidieron formar un consorcio y trabajar en conjunto para buscar las informaciones necesarias en los 26 estados y en la capital del país.

En una iniciativa inédita, equipos de todos los medios van a compartir trabajos e informaciones obtenidas para que los brasileños puedan saber como esta la evolución y el total de muertes provocadas por el covid-19, además de los números consolidados de casos testeados y con resultado positivo para el nuevo coronavirus.

El balance diario será cerrado a las 8 p.m. (hora local). El contenido estará abierto para todos, incluidos los no suscriptores.

El gobierno federal, por intermedio del Ministerio de la Salud, debería ser la fuente natural de estos números, pero actitudes recientes de autoridades y del propio presidente pusieron en duda la disponibilidad de datos y su precisión. Cambios realizados por el Ministerio de la Salud en la publicación de su balance de la pandemia redujeron la cantidad y calidad de los datos.

Primero, el horario de divulgación, que era a las 5 p.m. en la gestión del ministro Luiz Henrique Mandetta (hasta el 17 de abril), pasó para las 7 p.m. y después para las 10 p.m. Eso dificulta o inviabiliza la publicación de los datos en los noticieros de televisión y prensa escrita. “Se terminaron las notas en el Jornal Nacional”, dijo el presidente Jair Bolsonaro, en tono de burla, al comentar el cambio. La segunda alteración fue de carácter cualitativo.

El sitio en el que el Ministerio divulga el número de muertos e infectados fue desactivado en la noche del último miércoles. Cuando volvió, después de más de 19 horas, solo presentó informaciones sobre casos nuevos, o sea, registrados ese mismo día. Desaparecieron los números consolidados y el histórico de la enfermedad desde su comienzo.

También fueron eliminados del sitio los vínculos para realizar descargas de datos en formato de tabla, esenciales para el análisis de investigadores y periodistas, y que alimentaban otras iniciativas de divulgación.

Entre los rubros que dejaron de ser publicados se encuentran: curva de casos nuevos por fecha de notificación y por semana epidemiológica, casos acumulados por fecha de notificación y por semana epidemiológica, muertes por fecha de notificación y por semana epidemiológica, y muertes acumuladas por fecha de notificación y por semana epidemiológica. El último domingo, el gobierno anunció que volvería a informar sus balances sobre la enfermedad.

Sin embargo, mostró números contradictorios, divulgados en un intervalo de pocas horas. Por estas omisiones, la alianza entre los medios de comunicación va a recolectar los números directamente con las secretarias regionales de salud. Cada medio de prensa divulgará el resultado de ese monitoreo en sus respectivos canales. El grupo llamará la atención del público si llegara a detectar falta de transparencia y regularidad en la divulgación de los estados.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.