AFP. 14 julio
Un agente de seguridad registraba la temperatura de una pasajera que acababa de llegar al aeropuerto Napoleón Bonaparte, en Ajaccio, Francia, este martes 14 de julio del 2020. AFP
Un agente de seguridad registraba la temperatura de una pasajera que acababa de llegar al aeropuerto Napoleón Bonaparte, en Ajaccio, Francia, este martes 14 de julio del 2020. AFP

París. Médicos franceses informaron sobre el primer caso confirmado de contagio intrauterino por covid-19, en un estudio publicado este martes en la revista Nature Communications.

El bebé nacido en marzo sufría síntomas neurológicos vinculados a la enfermedad. “Hemos demostrado que la transmisión de madre a feto es posible a través de la placenta durante las últimas semanas de embarazo”, manifestó el médico Daniele De Luca, del hospital Antoine Beclere de Clamart, principal autor del estudio.

Precedentes estudios sugerían la posibilidad de la transmisión prenatal de madre a hijo, pero este nuevo proporciona pruebas, señaló.

“Hay que analizar la sangre materna, el líquido amniótico, la sangre del recién nacido, la placenta, etc.”, dijo.

Los médicos realizaron este estudio con una madre joven, hospitalizada a comienzos de marzo. El parto debió realizarse mediante cesárea y fue posible tomar todas las muestras de los potenciales reservorios del virus SARS-CoV-2, cuya carga más elevada se encontró en la placenta.

“Desde esta pasó a través del cordón umbilical al bebé, que lo desarrolló”, explicó De Luca.

Veinticuatro horas después del nacimiento, el bebé presentó síntomas graves, como rigidez de las extremidades y lesiones en el sistema nervioso cerebral y que fueron desapareciendo poco a poco.

“La mala noticia es que puede producirse. La buena es que es raro”, destacó el profesional.

De los miles de casos de niños nacidos de madres que padecen covid-19, menos del 2% han dado positivo por el coronavirus, y todavía menos han desarrollado síntomas graves, expresó Marian Knight, profesora de salud maternal e infantil de la Universidad de Oxford, que no participó en el estudio.

“El principal mensaje para las mujeres embarazadas sigue siendo que eviten la infección mediante el lavado de manos y el distanciamiento social”, insistió esta experta.