Interés Humano

‘Los Pikachú’: Así operaba en Bogotá una banda que secuestraba mujeres en taxis

Delincuentes apuntaban a mujeres solas y a los cinco minutos de iniciado el viaje, comenzaba el ataque

Bogotá (Diario El Tiempo/GDA). Era conocida como ‘Los Pikachú’, y sus integrantes fueron capturados.

Era una banda de secuestradores que cometían sus fechorías al interior de varios taxis. Todas sus víctimas eran mujeres. Solo recogían a las que estuvieran solas y les hicieran el pare.

Después de que tomaban el servicio, los primeros cinco minutos de la carrera transcurrían en aparente normalidad, pero luego el conductor del taxi fingía que el vehículo presentaba fallas mecánicas para detener su marcha.

Ese era el momento para que sus cómplices, que se transportaban detrás, en otro taxi, se subieran al vehículo y pudieran secuestrar a la pasajera.

Ya dentro del carro, los hombres de la banda, conocida como ‘los Pikachú’, la obligaban a entregar las tarjetas de crédito y objetos de valor, para pasarlos al conductor del otro taxi.

Según la investigación de la Policía, los bandidos se dirigían a cajeros electrónicos y, vía celular, recibían las claves de las tarjetas mientras sus cómplices intimidaban a las mujeres con armas blancas, descargas eléctricas de pistolas taser y hasta con rociarles ácido en sus rostros.

Por lo general, la banda operaba en zonas bancarias y de oficinas de las localidades de Chapinero, Teusaquillo y Barrios Unidos.

Adicional a todos estos delitos, la denuncia de una de sus víctimas permitió conocer que la crudeza de ‘los Pikachú’ fue incluso mayor, pues a ella la golpearon brutalmente para que accediera a entregar las contraseñas.

En otro caso, dicen las autoridades, los hombres habrían abusado sexualmente de la víctima.

No obstante, tras el seguimiento a esta banda criminal, y gracias a las denuncias de más de 20 mujeres que fueron víctimas de ‘los Pikachú’, la Policía Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, logró la captura de cuatro hombres que la integraban.

El material probatorio recopilado por las autoridades arrojó que Luis Torres, alias Lucho, era el líder de la banda y conductor.

Jhon Vásquez (‘Gafas’) es sindicado de reducir y abusar de las víctimas. Jefersson López sería quien extraía el dinero de los cajeros, y Wílmer Castiblanco, alias Victorino, era el conductor del segundo taxi.

Los procesados deberán responder por los delitos de secuestro extorsivo agravado, hurto calificado agravado y concierto para delinquir. Además, todos ellos ya se encuentran con medida de aseguramiento intramural.

Copyright Grupo de Diarios América - GDA/El Tiempo/Colombia