AFP. 20 julio, 2020
Trabajadores de la salud llevan el ataúd de una víctima de covid-19 desde el hogar de ancianos de San José, en Cochabamba, Bolivia, el 20 de julio del 2020. Foto: AFP
Trabajadores de la salud llevan el ataúd de una víctima de covid-19 desde el hogar de ancianos de San José, en Cochabamba, Bolivia, el 20 de julio del 2020. Foto: AFP

La Paz. La pandemia de coronavirus está en “una escalada muy rápida” en La Paz y Cochabamba, en el oeste de Bolivia, tras azotar principalmente desde marzo a Santa Cruz, en el este del país, advirtieron este lunes expertos.

Motor económico de Bolivia, Santa Cruz acumula la mitad de los 59.582 contagiados de todo el país, mientras la región amazónica de Beni, que fue foco especialmente en mayo y junio, se estacionó en 5.000 infectados.

A la inversa, La Paz (9.655 casos) y Cochabamba (6.406) han mostrado durante la última semana una tendencia ascendente en el reporte epidemiológico oficial.

"Los casos se están duplicando cada semana, cada día, con un periodo más corto" en el país, pero "primordialmente en los departamentos de La Paz y Cochabamba", dijo el jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto, a la agencia oficial ABI.

La pandemia "va a ir agravándose mucho más todavía en el occidente porque vemos una escalada muy rápida", señaló Prieto, que deploró la recurrente desobediencia ciudadana a las reglas que rigen la cuarentena flexible vigente en el país.

A pesar de las prohibiciones, en muchos lugares la gente sigue aglomerándose en mercados, bancos y paradas de transporte público.

"Vemos la tendencia de casos en el departamento de La Paz y estamos en plena escalada", dijo por su lado el director técnico del servicio regional de salud, Ramiro Narváez, quien vaticinó que una "duplicación de casos se podría dar en un periodo de 14 días".

Mientras, la gente continúa reclamando por falta de atención en los hospitales, que tienen saturados sus servicios de emergencia. Según testimonios en las redes sociales, hay enfermos muriendo en sus casas o en las puertas de los nosocomios.

Durante los últimos cuatro días que La Paz estuvo en confinamiento estricto, la policía recogió alrededor de 90 cadáveres de las calles y casas, muchos de ellos sospechosos de portar coronavirus, según el director de la fuerza policial contra el crimen (FELCC), el coronel Iván Rojas.

"Si hablamos de 24 los casos del día viernes, el personal de servidores públicos de la FELCC prácticamente está realizando un levantamiento (de un cadáver) por hora", dijo Rojas.

Con 11 millones de habitantes, Bolivia bordea los 60.000 infectados de coronavirus y acumula 2.151 muertos, casi el doble que al cierre del mes de junio, cuando los contagios eran 33.219 y los decesos 1.123.