Interés Humano

Jurado absuelve policía inculpado tras muerte de afroestadounidense Breonna Taylor

Tras una semana de proceso y tres horas de deliberación, los jurados lo declararon ‘no culpable’ al policía Brett Hankison.

Louisville. Un jurado absolvió este jueves al único policía inculpado tras la muerte de la afroestadounidense Breonna Taylor, abatida hace unos dos años en su apartamento en un caso que se volvió icónico para el movimiento Black Lives Matter.

El policía Brett Hankison, de 45 años, no fue inculpado por la muerte de Taylor, si no por haber “puesto en peligro” a sus vecinos al disparar su arma a través de una valla. Tras una semana de proceso y tres horas de deliberación, los jurados lo declararon “no culpable”. El policía apenas aguantó las lágrimas al recibir la noticia.

Sin embargo, esta decisión podría reavivar la ira en Louisville, la mayor ciudad de Kentucky, que se incendió en el 2020 cuando fiscales decidieron no enjuiciar a los otros policías implicados en el caso y solo mantener un cargo en contra de Hankison. Su abogado, Stew Mathews, aplaudió por su parte un “veredicto apropiado”. “Se hizo justicia”, comentó, al estimar que su cliente “hacía su trabajo de policía”.

El 13 de marzo del 2020, tres agentes de policía de Louisville irrumpieron en plena noche en el domicilio de Breonna Taylor, auxiliar de enfermería de 26 años, en el marco de una investigación por tráfico de estupefacientes contra su exnovio. Su nueva pareja, Kenneth Walker, creyó que se trataba de ladrones y realizó un disparo con un arma para la que tenía permiso legal. Los policías respondieron y Taylor recibió una veintena de balas.

Los policías disponían de un mandato “no knock” que los autorizaba entrar a la casa sin advertencia. Aseguran haberlo hecho de todas maneras, lo que niega Walker. La muerte de la mujer no atrajo mucha atención en un primer momento, pero creció durante las manifestaciones antirracistas que agitaron a Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano de 46 años, asfixiado por un policía blanco en Minneapolis, el 25 de mayo del 2020.

Para poner fin a la queja civil, el alcalde de Louisville aceptó pagar $12 millones a la familia de Breonna Taylor y comprometerse con unas primeras reformas de su policía. Las prácticas de la fuerza pública de la ciudad son investigadas por el gobierno federal.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.