AFP. 17 enero
Más de cien bomberos y socorristas buscan desde el lunes 14 de enero al niño que cayó a un pozo profundo y estrecho en el sur de España.
Más de cien bomberos y socorristas buscan desde el lunes 14 de enero al niño que cayó a un pozo profundo y estrecho en el sur de España.

Totalán, España. La operación de búsqueda de Julen, el niño de dos años atrapado desde el domingo en un pozo estrecho y profundo en el sur de España, enfrentaba complicaciones este jueves, mientras disminuían las esperanzas de encontrarlo con vida.

En una carrera contrarreloj, las autoridades excavan un túnel vertical en paralelo al pozo de 25 centímetros de diámetro y más de 100 metros de profundidad donde cayó el pequeño el domingo cuando jugaba cerca de donde sus padres almorzaban en la sierra de Totalán, Andalucía.

(Video) Se complica búsqueda de Julen, niño atrapado en pozo en España

Un tapón de piedras y tierra a unos 70 metros de profundidad en el pozo abandonado impide a los rescatistas, entre ellos bomberos, ingenieros y empresarios expertos en excavación, llegar al menor, del que se sospecha quedó atrapado bajo ese obstáculo.

La operación, que mantiene en vilo a España, incluye cavar otro túnel en dirección oblicua en la montaña, para intentar llegar a donde se supone está Julen. Pero estas labores, que avanzaban con mayor rapidez que las del túnel horizontal, enfrentaban complicaciones que ralentizaban los esfuerzos.

"La galería horizontal está presentando dificultades técnicas, fundamentalmente por la inestabilidad del terreno y su dureza", explicó a periodistas el ingeniero Ángel García Vidal, al frente del equipo de técnicos.

"Todos nuestros esfuerzos son para que el tiempo sea mínimo, pero quiero trasladar que las dificultades son enormes y todos los trabajos se están haciendo sin conocimiento previo del terreno", dijo García Vidal, augurando que aún tomará tiempo llegar al niño.

En un obra normal, lo avanzado estos días llevaría "meses", dijo el ingeniero.

Situación dramática

Desde que comenzó el domingo el rescate, seguido detalle a detalle por los medios españoles, no se han tenido señales de que el niño sigue con vida.

Los equipos de rescate encontraron el miércoles pelo del pequeño dentro del pozo, lo que brindó esperanzas de que se estuviera cerca de llegar a él.

García Vidal indicó que la parte superior del pozo tiene ventilación. "A partir del tapón puede que exista o no", advirtió.

Hablando a la prensa visiblemente afectado, el padre de Julen, quien dice que él y la madre no pierden las esperanzas de que siga con vida, llamó el miércoles a no parar "hasta que saquemos al niño de ahí dentro".

José Roselló, el padre del niño Julen, no podía contener su angustia por la suerte de su hijo mientras seguían los esfuerzos por rescatarlo del pozo en la sierra de Totalán, sur de España.
José Roselló, el padre del niño Julen, no podía contener su angustia por la suerte de su hijo mientras seguían los esfuerzos por rescatarlo del pozo en la sierra de Totalán, sur de España.

"Seguimos trabajando y no vamos a parar un solo minuto hasta rescatar al menor de ahí, eso tengan la seguridad, nadie del equipo duda que vamos a sacarlo y cruzamos los dedos y confiamos en que podamos rescatarlo con vida", afirmó este jueves María Gámez, la subdelegada del Gobierno en Málaga, donde se ubica Totalán.

Las autoridades españolas han recibido ofertas de decenas de empresas internacionales para colaborar en la búsqueda, en la que coopera la firma sueca de geolocalización Stockholm Precision Tools AB, que participó en el rescate de los 33 mineros atrapados por 69 días en el norte de Chile en 2010.

La desesperada operación recordó otros dos casos similares anteriores: el de Alfredo Rampi, un niño italiano de seis años que fue hallado muerto tras caer en un pozo cerca de Roma en 1981, y el de Jessica McClure, una bebé de 18 meses rescatada viva en octubre de 1987 tras 57 horas en el fondo de un pozo en Texas.