Interés Humano

Greenpeace ‘entierra’ en plástico a Boris Johnson para criticar la política ambiental de Reino Unido

ONG denuncia mediante un video el exceso de plástico que se utiliza en el país británico

Reino Unido. La organización no gubernamental (ONG) Greenpeace, enfocada en temas ambientales, lanzó una campaña en la que denuncia que el gobierno británico está enviando miles de toneladas de plástico a terceros países como Turquía y Malasia, siendo conscientes de que allí no se van a reciclar, algo que está terminantemente prohibido por la legislación del país europeo.

La ONG ambiental solicita al gobierno que tome acciones y “asuma su responsabilidad”. Para hacerlo, publicaron un vídeo animado bajo el título: “Wasteminster: Un Desastre en Downing Street” en el que muestran todo el plástico que se genera en el Reino Unido en tan solo un día.

En el material audiovisual se observa cómo una figura del primer ministro británico Boris Johnson es “enterrada” por una montaña de plástico mientras ofrece una conferencia de prensa en su residencia oficial de Downing Street, en Londres.

Greenpeace afirmó que este país exportó un total de 688.000 toneladas de residuos de envases de plástico en el 2020, lo que equivale a un promedio de 1,8 millones de kilogramos por día.

La exportación de restos plásticos es ilegal a menos que se reciclen o incineren en una planta de energía que funcione a partir de desechos.

Sin embargo, el grupo de la campaña expresó que las investigaciones han revelado que el plástico del Reino Unido se vierte y se quema en los países a los que exportan la mayoría de estos desechos, como Turquía y Malasia.

Este movimiento ambiental denunció que muchas comunidades locales de Turquía y Malasia informan sobre problemas de salud graves, relacionados principalmente a temas respiratorios, hemorragias nasales y dolores de cabeza, como consecuencia de la quema indiscriminada de estos materiales enviados por los europeos.

Por esta razón, la ONG pide una prohibición inmediata de todas las exportaciones a países que no pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), como Malasia, y de residuos plásticos mixtos a países de la OCDE, como Turquía.

También solicita que se inhabiliten todas las exportaciones de desechos plásticos para el 2025, y que el gobierno de Johnson establezca objetivos legalmente vinculantes para reducir los plásticos de un solo uso en un 50% para ese mismo año.

Según el medio Confidencial, el país británico apenas recicla un 10% de todo el plástico que fabrica. Además, es la segunda nación que produce más residuos de este tipo por persona en el mundo, solamente detrás de Estados Unidos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.