AFP. 17 marzo
Pasajeros llegan al aeropuerto internacional de Sídney, el 16 de marzo del 2020. Foto: AFP
Pasajeros llegan al aeropuerto internacional de Sídney, el 16 de marzo del 2020. Foto: AFP

Sídney. El gobierno de Australia ordenó este miércoles a sus ciudadanos permanecer en el país y no viajar al exterior, en una medida sin precedentes para tratar de contener la epidemia de coronavirus.

El primer ministro, Scott Morrison, anunció lo que definió como un "bloqueo indefinido" de los viajes al exterior y alegó que "si frenamos la propagación, salvamos vidas".

"No viajen al exterior. Esta es una consigna muy clara", añadió, y explicó que el nuevo plan de medidas veta también eventos que reúnan más de 100 personas.

"Es un evento que ocurre una vez cada 100 años. No hemos visto este tipo de cosas en Australia desde el fin de la Primera Guerra Mundial", expresó el mandatario en una rueda de prensa.

"Vamos a mantener a Australia en marcha, vamos a mantener a Australia funcionando, (pero) no se verá como habitualmente", advirtió el mandatario, quien alertó que las medidas podrían durar hasta seis meses.

Hasta el momento, Australia ha registrado más de 450 casos confirmados de nuevo coronavirus y los números comenzaron a aumentar diariamente, y por ahora se han verificado cinco muertes por esta epidemia.

No obstante, Morrison rechazó presiones para que el gobierno determine el cierre de las escuelas, como ya fue decidido en otros países, por considerar que en tal caso el impacto social y económico sería "severo".

El cierre de las escuelas, dijo, removería el 30% de los empleados del sector de salud pública, ya que tendrían que permanecer en sus domicilios atendiendo a sus propios hijos.

Este bloqueo a los viajes al exterior fue adoptado después que las dos principales líneas aéreas del país, Qantas y Virgin Australia, suspendieron entre 90% y 100% de sus vuelos internacionales.

Morrison destacó que esta medida “es la primera vez que ocurre en la historia de Australia”, pero añadió que era necesario para impedir que viajeros introduzcan más casos de coronavirus en el país.