AFP. 4 enero
Un barco patrullero británico navegaba a través del canal de la Mancha después de zarpar del puerto de Dover. Las autoridades están alertas ante posibles ingresos ilegales de migrantes.
Un barco patrullero británico navegaba a través del canal de la Mancha después de zarpar del puerto de Dover. Las autoridades están alertas ante posibles ingresos ilegales de migrantes.

París. Francia lanzó este viernes un “plan de acción” para “prevenir y luchar contra el cruce de migrantes a través del canal de la Mancha“, con un reforzamiento de las patrullas y de la vigilancia de sus puertos y del litoral, anunció el ministerio del Interior.

En el 2018, 504 personas, principalmente iraníes, intentaron cruzar el canal que separa Francia de Reino Unido y 276 de ellos “lograron llegar a aguas del lado británico”, señaló el Ministerio en un comunicado.

Por su parte, Londres calculó que fueron 539 migrantes quienes quisieron atravesarlo.

Estas medidas hacen parte de un “plan de acción conjunto franco-británico”, actualmente en elaboración, que será firmado durante un próximo viaje del ministro del Interior francés, Christophe Castaner, a Londres, señaló se despacho. ”Este plan nos ayudará a poner fin a estos cruces”, que son “no solo ilegales, sino también extremadamente peligrosos”, añadió.

“Nos interesa, al igual que a Reino Unido, hacer todo lo posible para evitar el desarrollo de nuevas redes (de contrabandistas de personas) que probablemente atraigan de nuevo a los migrantes irregulares a nuestras costas”, señaló la nota.

Los migrantes ilegales intentan cruzar el canal a bordo de todo tipo de embarcaciones, desde lanchas a veleros robados en los puertos de pesca.

El denso tráfico en el estrecho, las fuertes corrientes y la temperatura glacial de las aguas son los principales peligros para los que intentan cruzar.

El secretario del Interior británico, Sajid Javid (izquierda), conversó con miembros de la Fuerza Fronteriza a bordo de la patrullera HMC Searcher, en el estrecho de Dover, el 2 de enero del 2019.
El secretario del Interior británico, Sajid Javid (izquierda), conversó con miembros de la Fuerza Fronteriza a bordo de la patrullera HMC Searcher, en el estrecho de Dover, el 2 de enero del 2019.

A manera de comparación, 114.941 personas cruzaron el mar Mediterráneo para llegar a las orillas de los países europeos en el 2018. Un total de 2.262 personas murieron en el intento, según Naciones Unidas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, mantuvo una conversación telefónica con la primera ministra británica, Theresa May, y ambos “compartieron su preocupación sobre los cruces de migrantes en el canal de la Mancha y se congratularon por el refuerzo de la cooperación”, informó el palacio del Elíseo.

Francia y Gran Bretaña prevén además incrementar las patrullas, utilizar drones, radares o cámaras de videovigilancia.

El Gobierno británico envió un buque patrullero de la Armada al canal, indicó el jueves por la noche el Ministerio de Defensa.