AFP . 22 agosto

El estado de Florida se apresta a ejecutar este jueves a Gary Ray Bowles, quien confesó haber matado a seis hombres en 1994 en una serie de ataques contra homosexuales.

Bowles es conocido como "el asesino de la I-95" (en referencia a la arteria que conecta el este de Estados Unidos de norte a sur), porque mató a las seis víctimas en seis estados a lo largo de esta autopista.

Luego de que la Corte Suprema de Florida rechazara varias apelaciones orientadas a suspenderla, la ejecución por inyección letal quedó fijada para este jueves a las 18H00 locales (22H00 GMT).

Según la orden de ejecución, en su infancia Bowles padeció golpizas de sus padrastros y el abandono de la madre.

El Washington Post publicó una biografía de Bowles en 1994, quien en ese momento estaba fugitivo, en la que narra que el entonces "guapo y encantador" asesino de homosexuales se fue de su casa en la adolescencia y se dedicó a la prostitución para sobrevivir.

Bowles padeció golpizas de sus padrastros y el abandono de la madre. / Florida Department of Corrections via AP
Bowles padeció golpizas de sus padrastros y el abandono de la madre. / Florida Department of Corrections via AP

Desde entonces fue arrestado varias veces. Pasó unos años en prisión en la década de 1980 por agredir y violar "brutalmente" a su novia y volvió a la cárcel la década siguiente por robo.

En 1994 fue capturado en Jacksonville, en el noreste de Florida, por el asesinato de Walter Jamelle Hinton. Luego Bowles confesó haber matado a seis hombres en cuatro estados.

Se declaró culpable en 1996 y sentenciado en 1999 por el asesinato de Hinton.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó su orden de ejecución el 11 de junio.