AFP . 9 marzo

Caracas. Familias enteras estacionan sus autos y forman una larga fila al borde de la autopista Francisco Fajardo, la principal de Caracas, para intentar captar algo de señala en sus celulares en el marco del masivo apagón que afecta a prácticamente toda Venezuela.

La gente usa sus teléfonos móviles en el Distribuidor Altamira, a la salida principal de la autopista Francisco Fajardo, donde puede obtener el servicio telefónico durante un apagón parcial en Caracas este sábado. Foto: AFP
La gente usa sus teléfonos móviles en el Distribuidor Altamira, a la salida principal de la autopista Francisco Fajardo, donde puede obtener el servicio telefónico durante un apagón parcial en Caracas este sábado. Foto: AFP

Buscan comunicarse con sus seres queridos y también para tener noticias de lo que pasa en el país.

Bernardette Ramírez vino con un grupo de vecinos de su edificio. "Tengo a mi hijo y a mi hermano fuera de Venezuela, y quieren saber de nosotros. Además quiero ver alguna noticia, porque no sabemos qué pasa en el país. Hay repetidores por aquí y hay señal”, dice.

Sin electricidad, los venezolanos se han quedado también sin telefonía móvil o fija y sin acceso a internet. Tampoco tienen agua, al no funcionar las bombas, y los alimentos frescos comienzan a dañarse en este país de clima tropical.

Cris Carrasco, una comerciante de Caracas, mueve su celular en el aire buscando la mejor señal. Ya ha caído la noche.

“A esta hora tratamos de tener señal para comunicarnos con nuestros familiares. No hay ningún medio de comunicación. Vamos a estar aquí un rato más, porque la inseguridad también nos arropa y hay que tener cuidado”, dice.

Durante el día, cientos de personas acuden a una plaza con paneles solares para cargar las baterías de sus dispositivos móviles.

Los venezolanos se enfrentan desde la tarde del jueves el peor apagón en la historia del país petrolero, que el gobierno atribuye a una supuesta “guerra eléctrica” liderada por el gobierno de Estados Unidos y el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países.

La oposición, en tanto, afirma que el corte energético obedece a la mala gestión del gobierno de Nicolás Maduro