AFP. 27 marzo
Féretros llegados desde la ciudad de Bérgamo, Italia, para ser llevados a un cementerio en Cinisello Balsamo, cerca de Milán, este viernes 27 de marzo del 2020.
Féretros llegados desde la ciudad de Bérgamo, Italia, para ser llevados a un cementerio en Cinisello Balsamo, cerca de Milán, este viernes 27 de marzo del 2020.

Madrid. España reportó este viernes 769 fallecidos por el coronavirus en las últimas 24 horas, un récord diario en el país, en tanto en Italia se registraron cerca 1.000 muertos en el mismo periodo, una cifra que ningún país había alcanzado hasta ahora, según los datos oficiales de la Protección Civil.

Con 4.858 decesos desde el comienzo del brote, España es el segundo país del mundo con más víctimas mortales, por detrás de Italia.

La nueva marca se conoció en momentos cuando las autoridades creen que la expansión de la epidemia se está estabilizando tras casi dos semanas de confinamiento de sus ciudadanos.

Los fallecidos aumentaron un 18,8%, tras hacerlo un 19% el jueves y un 27% el miércoles.

Los casos confirmados ascendían este viernes a 64.059, un 14% más. Los recuperados aumentaron con fuerza (un 33% en 24 horas), y eran ya 9.357.

“Estamos empezando a acercarnos progresivamente a ese pico (de casos) tan ansiado”, aseveró el director del centro de emergencias sanitarias, Fernando Simón.

España bate su récord diario de muertes por coronavirus

El gobierno de Pedro Sánchez sigue multiplicando las medidas también en el frente económico, y este viernes prohibió a los empresarios despedir a trabajadores a causa de la pandemia. En su lugar, deberán acogerse a planes de paro temporal subsidiados por el Ejecutivo.

“No se puede utilizar el covid-19 para despedir”, dijo -tajante- la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Tampoco se permitirá extinguir los contratos temporales, sino que deberán ser momentáneamente interrumpidos y retomados tras esta crisis, añadió.

El país está redoblando sus esfuerzos para ampliar la realización de tests y hacerse una idea más precisa del alcance de la epidemia. Actualmente se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas diarias y el objetivo del ministerio de Sanidad es alcanzar las 50.000.

Una calle desolada en Madrid, donde, como en el resto de España, rige un confinamiento para combatir la propagación de la covid-19.
Una calle desolada en Madrid, donde, como en el resto de España, rige un confinamiento para combatir la propagación de la covid-19.

Estos esfuerzos sufrieron de entrada un duro revés, y es que una primera partida de 650.000 tests rápidos procedentes de China, capaces de dar un diagnóstico en un cuarto de hora, han resultado ineficaces.

"Van a ser sustituidas todas estas 650.000 unidades por otras que den los estándares que nosotros exigimos", dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Cara y cruz en Italia

En Italia, el número total de fallecimientos suma 9.134, con un aumento de 969 con respecto al jueves. Los contagios en cambio se están desacelerando, con un aumento del 7,4%, el más bajo desde que se desató la pandemia hace un mes.

La región más afectada sigue siendo Lombardía, con más de la mitad de los decesos registrados en el país, 5.402 muertes sobre 37.298 casos de contagio.

Le sigue Emilia-Romaña con 1.267 muertes sobre 11.588 contagios.

"Esta es una pandemia sin precedentes que afecta también a los países más poderosos del mundo, los cuales están adoptando gradualmente las mismas medidas que Italia implementa desde hace un tiempo", reconoció Domenico Arcuri, comisario designado por el gobierno para hacer frente al coronavirus.

Paralelamente, el Instituto Superior de Salud (ISS) advirtió este viernes de que el pico de la epidemia aún no se había alcanzado en la península y que podría ocurrir en los próximos días.

“Quiero ser claro. No hemos alcanzado el pico, no lo hemos superado. Hay señales de desaceleración del número de casos, por lo que creemos que estamos cerca, podría llegar en los próximos días”, explicó Silvio Brusaferro en una rueda de prensa por Internet.

Un camión arrojó líquido desinfectante en las afueras de una unidad de emergencia del Hospital Spedale Civili, en Brescia,Italia, donde se han atendido a víctimas del covid-19.
Un camión arrojó líquido desinfectante en las afueras de una unidad de emergencia del Hospital Spedale Civili, en Brescia,Italia, donde se han atendido a víctimas del covid-19.

El experto reconoció que "las medidas adoptadas", como el confinamiento de los italianos y el cese de actividades en sectores no esenciales, "han tenido su efecto".

Sin embargo, subrayó que el “aumento” del número de casos nuevos “se ha desacelerado, pero no ha disminuido”.