AP y GDA.   12 mayo, 2020
Habitantes de Valparaíso, Chile, se dirigían a sus actividades cotidianas provistos de mascarillas, el domingo 10 de mayo del 2020.

Santiago. El sistema de salud de Santiago de Chile y sus alrededores avanza hacia el límite de su capacidad con un 89% de las camas de cuidados intensivos ocupadas, mientras el contagio de coronavirus no deja de ascender a un promedio diario de 1.600 nuevos infectados.

El presidente Sebastián Piñera advirtió de que “las próximas semanas serán las más difíciles y van a exigir lo mejor de todos”.

Por su parte, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo que la capital se ha "acercado al límite” en el uso de camas para casos críticos y de ventiladores debido al brote en el gran Santiago. Informó de que el viernes próximo llegarán otros 100 aparatos.

Chile -que ha reportado hasta el martes 31.721 contagios y 335 fallecidos- ha recibido algunos centenares de ventiladores comprados en China, cuya eficiencia se está probando, mientras se adecuan las unidades de anestesia como respiradores, indicó el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. Los centros asistenciales disponen de 582 ventiladores.

Sin embargo, añadió que se pueden sumar aparatos, pero “lo fundamental acá es que hay un equipo médico, un equipo de salud, detrás de cada uno de ellos, y eso tiene un límite”.

Ver más!

De acuerdo con una encuesta sobre ocupación de unidades críticas de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva,en la capital el 89% de las camas de las UCI está ocupado, cifra que a nivel nacional es de 78%.

Ver más!

Según la misma fuente, en el Servicio de Salud Metropolitano Sur-Oriente, que administra hospitales como el Sótero del Río o el San José de Maipo, la situación es aún más preocupante, porque la ocupación llega al 99%.

Si se observa en su globalidad el sistema público con el privado, considerando que ambos forman parte de la red integrada ante la pandemia, la situación también se ha agudizado: el 80% de las camas de las UCI está ocupado en los centros del Estado, mientras que en los particulares llega a 77%.

Situación crítica

Juan Carlos Said, experto en Salud Pública, describe que “el sistema (en general) está en una situación que es crítica, donde las cifras hablan por sí solas: servicios que están casi al 100% de su capacidad, considerando que ha sido aumentada y que están trabajando con más ventiladores, camas... Y eso ya está copado. Y se vendrán más hospitalizaciones en los próximos días”.

El médico aseguró que un eventual colapso debido a esta sobrecarga trae aparejado un fuerte deterioro de la “calidad de atención; los pacientes esperan más en la urgencia de lo que deberían esperar; son hospitalizados donde no se debería, en unidades de pediatría, pabellones o atendidos por médicos que no tienen especialidad”.

Con ese criterio concordó el secretario general del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, quien señaló que el escenario es muy complejo tanto en el sistema público como en el privado, y que “el porcentaje de ocupación de camas críticas es preocupante”.

Por lo anterior, añadió, se deben “extremar los manejos de la salud pública, en el sentido de las medidas de aislamiento y trazabilidad de casos. Sin eso, nunca serán suficientes las unidades críticas”.