Interés Humano

Encuentran carfentanilo en droga que mató a 24 personas en Argentina

Según el análisis de laboratorio, este opiode es 10.000 veces más fuerte que otras sustancias como la heroína.

Buenos Aires. Ocho días después de que estallara el escándalo de la comercialización de cocaína adulterada en un búnker del conurbano bonaerense, que hasta el momento provocó la muerte de 24 personas, se conoció la sustancia utilizada para “cortar” y “estirar” la droga.

Se trata de carfentanilo, un opioide 10.000 veces más fuerte que otras sustancias como la heroína y el fentanilo. La información fue confirmada por fuentes judiciales después de que dos estudios hechos en laboratorios Procuración General y de la Policía Científica del Ministerio de Seguridad dieran positivo de carfentanilo.

“Los especialistas dicen que tiene un uso veterinario y restringido”, explicaron fuentes judiciales. El carfentanilo fue incluido en el listado de sustancias prohibidas Argentina en el 14 de agosto del 2019 con el decreto 560, según el Boletín Oficial.

“Se informa que en el marco de la IPP 15-00-3995-22, en el día de la fecha hemos recibido el resultado de dos estudios periciales independientes, que han arribado a la conclusión de que la sustancia utilizada para estirar el clorhidrato de cocaína encontrada en diversas muestras secuestradas en el ámbito de estas actuaciones, se trata de carfentanilo, opioide extremadamente fuerte cuyos efectos son 10.000 veces más fuertes, o más, que la heroína o el fentanilo”, explicó la Procuración General en un comunicado de prensa.

El organismo, a cargo del fiscal general Julio Conte Grand, agregó: “En estas determinaciones intervinieron, por un lado, el laboratorio de Policía Científica bonaerense y, por otro, el de la Procuración General bonaerense que han recibido la colaboración del laboratorio de la cátedra de Química Orgánica y del instituto Unyform de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buens Aires (UBA), donde se llevaron a cabo estudios de gran complejidad, todos los cuales actuaron con gran profesionalismo y premura”.

La muestra analizada se tomó de las dosis de cocaína secuestradas por la policía en los allanamientos ordenados por la Justicia después de que se conocieran las primeras muertes por intoxicación. Ese expediente, hasta el momento, lo lleva adelante el fiscal Raúl Martínez e interviene el juez de Garantías Mariano Grammático Mazzari.

La pregunta que se hacen los investigadores ahora es cómo llegó el carfentanilo a los narcos que operan los búnkeres de las localidades argentinas de Puerta 8 y El Gaucho y otros puntos de venta de San Martín, una plaza fuerte del narcomendudeo.

“La concentración hallada de carfentanilo no es homogénea. Entre el abanico de elementos analizados se encuentran las dosis de cocaína secuestradas en Puerta 8 y El Gaucho y muestras de sangre extraídas a los intoxicados que salvaron su vida y fueron internados”, mencionaron las fuentes judiciales.

Además del expediente que tramita el fiscal Martínez, hay otra causa abierta en el fuero federal donde, por orden del juez federal Juan Manuel Culotta, fueron detenidos siete sospechosos de comercializar la cocaína.

Hoy, El Paisa, sospechoso de comerciar la droga, amplió su declaración indagatoria ante el juez Culotta. Dijo que los estupefacientes que le secuestraron cuando allanaron su casa de José C. Paz fueron “plantados por los policías que hicieron el procedimiento.”

Así lo informaron fuentes judiciales calificadas. Aquino, básicamente, afirmó que la droga secuestrada se la puso la policía y se negó a contestar preguntas del tribunal y Ministerio Público Fiscal. Solo respondió las de su abogado, Ezequiel Briceño, sostuvieron las fuentes consultadas.

Aquino, de nacionalidad paraguaya y de 33 años, fue detenido el jueves pasado por la policía bonaerense en un domicilio de Chile. Según información oficial, en el procedimiento fueron secuestradas 5.000 dosis de cocaína.

“El sospechoso sostuvo que cuando llegó la policía no había droga en su casa. Afirmó que antes de que entraran los testigos, los detectives policiales sacaron las dosis de cocaína de un maletín gris y arrojaron dentro del inmueble”, sostuvo una fuente consultada.

Una versión similar dio la pareja de Aquino, Aldana Benítez. La mujer estaba embarazada de ocho meses y por su estado pidió el beneficio de la prisión domiciliaria. La investigación que derivó en la detención de Aquino y de otros siete sospechosos comenzó en noviembre pasado después de una presentación que hizo la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), a cargo del fiscal federal Diego Iglesias.

En una investigación preliminar, que lleva el número 1.842, en noviembre pasado, la Procunar pidió que se realicen una serie de medidas de prueba. El dictamen, de 17 páginas, fue presentado ante el Juzgado Federal de Tres de Febrero, a cargo del juez Culotta.

El magistrado le corrió vista, primero, al fiscal federal de San Martín, Jorge Sica, aunque finalmente el expediente fue delegado en el fiscal federal de Tres de Febrero, Paul Starc, quien ordenó una serie de medidas de prueba para continuar con la investigación iniciada por la Procunar.

Finalmente, los allanamientos se hicieron el jueves pasado. En otros procedimientos fueron secuestrados otras 10.000 dosis de cocaína. Los estupefacientes decomisados serán analizados y comparados con las dosis entregadas por las personas intoxicadas para determinar si se trata del mismo lote letal.

En los allanamientos hechos por la policía bonaerense, ordenados por el juez Culotta, se secuestraron, al menos, 15.000 dosis de cocaína, que serán analizadas para saber si coincide con los estupefacientes letales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.