Por: Agencia AP.   14 mayo
En esta foto del 13 de mayo, facilitada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos se observan los gases que se levantan de una fisura cerca de Pahoa, Hawaii. Foto: AP
En esta foto del 13 de mayo, facilitada por el Servicio Geológico de los Estados Unidos se observan los gases que se levantan de una fisura cerca de Pahoa, Hawaii. Foto: AP

Pahoa. El sector turístico en Hawai registra fuertes pérdidas por la cancelación de vacaciones a la Isla Grande a causa de la actividad del volcán Kilauea, el principal atractivo local.

Las cancelaciones de mayo a julio ya suman al menos cinco millones de dólares, dijo Ross Birch, director ejecutivo de la junta de turismo de la isla.

Las reservaciones en hoteles y otras actividades, como paseos para observar la lava, el uso de tirolesas y los trayectos en embarcaciones con fondo de vidrio bajaron 50%.

Por su parte, algunos cruceros incluso decidieron no anclar en Kona, en el lado oeste de la isla, a unos 129 kilómetros del volcán.

"Son los primeros efectos que estamos viendo" , declaró Birch.

El turismo es uno de los sectores más pujantes de Hawai y parte muy importante de la economía local. La Isla Grande superó a todo el archipiélago en ingresos el año pasado con $2.500 millones.

El lunes apareció otra fisura por la que salen lava y gases tóxicos, y una grieta en la tierra que surgió el día anterior estaba arrojando roca fundida lentamente hacia el océano, indicaron las autoridades.

El Servicio Nacional de Meteorología les advirtió a los habitantes sobre una "ligera caída de ceniza" durante todo el día en el distrito de Kau, en el extremo sur de la isla, debido a una emisión volcánica alrededor de las 9 de la mañana.

Han surgido casi 20 fisuras desde que el Kilauea comenzó a hacer erupción hace 12 días, y las autoridades advirtieron de la posibilidad de que pronto registre una erupción masiva de vapor que arrojaría rocas y ceniza a gran altura.

Debido a una grieta que se abrió el domingo, las autoridades ordenaron la evacuación de 10 personas, dijo Wil Okabe, director administrativo del condado Hawai. En total se ha ordenado a casi 2.000 personas que abandonen sus casas desde el 3 de mayo, y la lava ha destruido más de dos docenas de viviendas.

El Observatorio Vulcanológico Hawaiano del Servicio Geológico de Estados Unidos dijo que la lava que sale de la grieta que apareció el domingo se dirige al océano, a unos 3 kilómetros de distancia. Este río de lava no representa peligro alguno para casas ni caminos.