Interés Humano

El Vaticano pide eliminar tarifas para misas y recuerda que laicos pueden celebrar matrimonios

Guía para las parroquias publicada este lunes invita a 'no negociar' con la vida sacramental

Ciudad del Vaticano. El Vaticano divulgó este lunes una guía para las parroquias de todo le mundo, en la que pide eliminar las tarifas para las misas y ritos fúnebres y recuerda que en algunos casos los laicos pueden celebrar matrimonios.

El documento, elaborado por la Congregación para el Clero con el título La conversión pastoral de la comunidad parroquial al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia, fue aprobado por el papa Francisco el 27 de junio.

El texto analiza el impacto que ha tenido la globalización y el mundo digital para la iglesia, reconociendo que la parroquia no es solo un espacio geográfico, sino “un espacio existencial”.

Por ello, hace un llamado a la “plasticidad” y a la “creatividad”, de manera de captar las exigencias de los nuevos tiempos y adaptar su servicio a los fieles.

Dividido en once capítulos, el documento enumera también una serie de normas ya existentes, y poco aplicadas, e invita a "no negociar" con la vida sacramental.

“No dar la impresión de que la celebración de los sacramentos -especialmente de la Santísima Eucaristía- y las otras acciones ministeriales pueden estar sujetas a tarifas”, recalca el texto.

En Italia, un matrimonio en una iglesia histórica puede costar de 200 a 300 euros (entre $220 y $340), según la página internet especializada en matrimonios panoramasposi.it.

"Las ofrendas por la celebración de los sacramentos deben ser 'un acto libre' de parte del oferente y no deben ser exigidos como si fueran un impuesto o un arancel", explica el portal vaticano Vatican News.

La parroquia debe ser "casa en medio de las casas", principio fundamental para la evangelización.

"El pastor, que sirve al rebaño con generosa gratuidad, debe formar a los fieles, a fin de que cada miembro de la comunidad se sienta responsable y directamente involucrado en sustentar las necesidades de la Iglesia, a través de las diversas formas de ayuda y solidaridad que la parroquia necesita para llevar a cabo, con libertad y eficacia, su servicio pastoral", explica la guía.

La guía “no contiene novedades legislativas”, según el portal oficial y es un complemento a la “Instrucción interdicasterial” de 1997 y a la del 2002, las dos dedicadas a la relación entre laicos y sacerdotes.

Sin embargo, frente a uno de los problema que más afecta a la Iglesia moderna, como la disminución del número de sacerdotes, el Vaticano recuerda que los laicos pueden celebrar varias ceremonias religiosas, como el bautismo y el rito de las exequias, con aprobación del obispo local y bajo la responsabilidad del párroco.

También "se puede delegar a laicos para que asistan a los matrimonios", en casos excepcionales y "previo voto favorable de la conferencia episcopal".

El texto recuerda a los religiosos que las parroquias deben estar "siempre atentas a las nuevas formas de pobreza" y reconoce que "el modelo parroquial actual ya no corresponde adecuadamente a las muchas expectativas de los fieles".

El Vaticano, como pedido por el papa Francisco desde que fue ungido en el 2013 en el trono de Pedro, insta a “un cambio significativo de mentalidad” que implica “leer las señales de los tiempos”.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.