14 febrero

Ramón Arellano Félix, Rodolfo Carrillo Fuentes y José Luis Santiago Vasconcelos, quien fue zar antidrogas, estaban en la lista negra de personas a las que Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, quería ver muertas.

Como parte de las evidencias del juicio en contra del narcotraficante mexicano, que este martes fue declarado culpable de 10 cargos relacionados con liderar una organización criminal con fines de narcotráfico, así como portación de armas y lavado de dinero, el gobierno estadounidense presentó una lista de lo que denominó las “víctimas de conspiración para cometer asesinato” y que habrían estado en la mira de El Chapo.

El documento, fechado el 29 de enero y firmado por los fiscales Richard Donoghue y Arthur G. Wyatt, está dirigido al juez encargado del caso, Brian M. Cogan.

Destaca que el gobierno de México entregó evidencia abundante: testimonios, mensajes de texto, grabaciones, droga confiscada, cartas escritas, entre otros, que prueban que Guzmán “era miembro de una conspiración con fines de narcotráfico”, como “uno de los líderes del Cártel de Sinaloa” y que él estaba en el centro de dicha conspiración.

Ver más!

La lista de “víctimas de conspiración para cometer asesinato” no siempre incluye nombres específicos, bajo el argumento de que darlos a conocer podía poner en riesgo la identidad de los testigos que cooperaron con la justicia estadounidense. Pero señala que se trata de muertes u órdenes para cometer asesinatos que pueden ser atribuidas al narcotraficante sinaloense y menciona las fechas o periodos en que ocurrieron las conspiraciones o los crímenes.

En algunos casos, los asesinatos han sido probados; en otros, las víctimas perdieron la vida en circunstancias misteriosas y en otras más, fueron detenidas.

El documento señala a “informantes”, en general, y “miembros” de organizaciones criminales como los Beltrán Leyva, los Carrillo Fuentes, Los Zetas y los Arellano Félix.Se hace referencia específica a “miembros de los Arellano Félix en el ataque a la Discoteca Christine”, con fecha del 8 de noviembre de 1992. Ese día tuvo lugar un tiroteo en dicha discoteca, de Puerto Vallarta, Jalisco, que dejó un saldo oficial de seis muertos y tres heridos. En el lugar estaban los hermanos Francisco Javier y Ramón Arellano Félix, quienes lograron escapar.

Entre los nombres más relevantes de la lista figuran narcotraficantes como Ramón Arellano Félix, líder del Cártel de Tijuana, quien murió el 10 de febrero de 2002 en un tiroteo en Mazatlán; Rodolfo Carrillo Fuentes, del Cártel de Juárez, asesinado en 2004 tras salir de un cine en un centro comercial de Culiacán, como se citó durante el juicio de El Chapo.

También se hace mención del subprocurador de la PGR y ex zar antidrogas, José Luis Santiago Vasconcelos, quien sobrevivió a un plan para su asesinato en 2007.

El funcionario murió en 2008 al desplomarse el jet en el que viajaba.En la lista hay nombres de colaboradores muy cercanos del capo, como Manuel Alejandro Aponte Gómez, alias El Bravo, quien fue militar de élite y luego se convirtió en jefe de seguridad de Joaquín Guzmán. Fue encontrado muerto el 9 de abril de 2014. Incluso está un primo del capo, Juan Guzmán Rocha, Juancho, asesinado en 2011.

Hay otros casos como los de César Gastélum Serrano, miembro del Cártel del Pacífico, quien habría estado en la mira del capo en enero de 2014; él fue capturado en Cancún en 2015. También Andrea Fernández Vélez, encargada de reclutar mujeres para El Chapo. El reporte señala que estuvieron tras ella de 2013 a 2014; huyó a Estados Unidos y colaboró con las autoridades.