Interés Humano

Ecologistas salvadoreños temen impacto ambiental por ‘ciudad bitcóin’

El presidente Bukele impulsa la construcción del proyecto en Conchagua, muy cerca del volcán del mismo nombre, que incluye levantar una planta geotérmica para abastecer de energía a la ciudad.

San Salvador. Un millar de ecologistas salvadoreños marcharon este martes en reclamo de protección del medio ambiente ante proyectos que amenazan “su estabilidad”, entre ellos “Bitcoin City”, que el gobierno planea construir en el oriente del país.

Gritando consignas como “El medio ambiente se cuida y se defiende” o “El agua es un tesoro, que nos pertenece a todos”, los activistas se concentraron en un parque en el sector oeste de San Salvador para marchar un par de kilómetros hasta la Casa Presidencial, a la que no pudieron llegar ante la colocación de vallas con alambres de púa para impedirles el paso.

“Queremos pedirle al gobierno que cuide de manera integral a la naturaleza. Tenemos una crisis ambiental exagerada y por ello necesitamos una política ambiental que garantice la sostenibilidad, la protección de los bienes naturales ante megaproyectos que se están planteando como la ciudad bitcóin”, afirmó a la prensa uno de los líderes de la marcha, Rodolfo Calles.

El presidente Nayib Bukele impulsa la construcción de “Bitcoin City” en Conchagua, 180 km al este de la capital, muy cerca del volcán del mismo nombre, que incluye levantar una planta geotérmica para abastecer de energía a la ciudad. Para realizar el proyecto, el gobierno tiene pendiente una emisión de bonos en bitcóin equivalentes a $1.000 millones.

En setiembre del 2021, el bitcóin fue aceptado por El Salvador como moneda de curso legal junto al dólar, adoptado hace más de dos décadas. “Bitcoin City va a impactar severamente pues va a demandar agua potable y en el oriente del país ese es un problema. Además en donde se construirá se causará un impacto ambiental en los recursos naturales”, sostuvo Calles.

Los activistas dijeron asimismo temer por el impacto sobre el medio ambiente de varios proyectos urbanísticos en la periferia noroeste de San Salvador, en donde se construyen casas en zonas donde hay reservas acuíferas “Ese impacto ambiental lo vamos a sufrir en el mediano y largo plazo cuando el agua potable escasee y no tengamos de dónde tomar el líquido para la población”, indicó Morena Murillo, otra de las organizadoras de la marcha.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.