AP. 17 abril
Maha al-Subaie y su hermana, Wafa al-Subaie subieron a Twitter una fotografía de sus pasaportes para confirmar su identidad. Twitter
Maha al-Subaie y su hermana, Wafa al-Subaie subieron a Twitter una fotografía de sus pasaportes para confirmar su identidad. Twitter

Dubái. Dos hermanas saudíes pidieron ayuda desde la república exsoviética de Georgia tras huir de su país, en un nuevo caso de mujeres fugadas del reino ultraconservador que piden ayuda en medios sociales.

Las jóvenes se identificaron como Maha al-Subaie, de 28 años, y Wafa al-Subaie, de 25, desde una cuenta de Twitter recién creada con el nombre “GeorgiaSisters” (“HermanasGeorgia”).

Las hermanas afirmaron que estaban en peligro y serían asesinadas si se las obligaba a regresar a Arabia Saudí. Su padre y sus hermanos, aseguraron, habían viajado a Georgia para buscarlas. Wafa dijo que habían huido de “opresión de nuestra familia” , sin entrar en detalles.

Los saudíes pueden entrar en Georgia sin visado, lo que ha convertido al país en una zona de tránsito para muchas otras mujeres de ese país que huían en los últimos años.

Casi siempre, las mujeres saudíes que se escapan huyen de parientes varones que las maltratan y alegan que hay pocas opciones para reportar el abuso en el reino wahabita.

Las saudíes a quienes se detiene huyendo en el país pueden ser internadas a la fuerza en albergues restrictivos, presionadas para reconciliarse con sus maltratadores o detenidas por delitos de desobediencia.

Independientemente de su edad, las mujeres en Arabia Saudí necesitan el consentimiento de un pariente varón para obtener un pasaporte, viajar o casarse.

‘Necesitamos ayuda’

Las hermanas compartieron el martes por la noche su primer tuit. “Somos dos hermanas saudíes que huyeron de Arabia Saudí pidiendo asilo” , indicó el mensaje. “Sin embargo, la familia y el Gobierno saudí han suspendido nuestros pasaportes y ahora estamos atrapadas en el país de Georgia. Necesitamos vuestra ayuda, por favor”.

En otra publicación, las hermanas aparecían con el rostro y el pelo descubierto, un tabú para las familias conservadoras saudíes. En el tuit decían mostrar sus rostros para que el mundo “nos recuerde” si les ocurre algo.

El sistema en el que las mujeres saudíes tienen “guardianes” legales es un tema muy sensible en el reino, donde las familias conservadoras y tribales consideran que proteger a las mujeres es un deber de los hombres.

Alrededor de una docena de activistas de los derechos de las mujeres han sido detenidas en el país, muchas desde el pasado mayo, tras hacer campaña en contra del sistema de guardianes. Algunas incluso querían crear albergues alternativos para mujeres que huyeron, indiciando que los actuales se gestionan de forma similar a centros de detención.

El gobierno mantiene una aplicación para celulares que ofrece varios servicios oficiales, como la capacidad de que los hombres autoricen o denieguen a una mujer el permiso para viajar. Algunas jóvenes que escaparon lograron acceder al teléfono móvil de su padre y cambiar la configuración de la aplicación para autorizarse a viajar.

“Queremos vuestra protección. Queremos un país que nos dé la bienvenida y proteja nuestros derechos” , indicó Maha en un video subido a Twitter.

Una mujer saudí de 18 años obtuvo asilo en Canadá en enero después de que su petición de ayuda en Twitter, desde una habitación de hotel en Bangkok, atrajera atención en todo el mundo.