AFP.   22 abril
La escritora china Fang Fang habló ante periodistas, en Wuhan, en la provincia de Hubei, China, el 22 de febrero del 2020. Foto: AFP

Wuhan. Una escritora china que publicará en el extranjero un diario sobre su confinamiento en Wuhan ha sido calificada de “traidora” por los nacionalistas, que la acusan de alentar las críticas a Pekín por su gestión de la pandemia de coronavirus.

Fang Fang, de 64 años, nacida en una familia acomodada de intelectuales, es una novelista conocida en su país e integrada en el sistema. En el 2010 ganó el premio literario más prestigioso de su país.

Ver más!

Desde Wuhan, donde vive, empezó a escribir un diario el 23 de enero que terminó en marzo. Después de 60 entradas publicadas en internet, donde cuenta el miedo, la cólera y la esperanza de los 11 millones de habitantes de la ciudad, epicentro de la pandemia.

El diario habla de hospitales saturados que rechazan a enfermos, de su vida confinada, de la muerte de familiares, de la solidaridad entre habitantes o del placer simple de ver el sol desde su habitación.

“Un amigo médico me dijo: nosotros los médicos sabemos desde hace tiempo que hay una transmisión entre humanos de la enfermedad, informamos a nuestros superiores, pero aún así nadie advirtió a la gente”, escribió en el 38.º día de confinamiento.

Su crónica personal, y no periodística, del confinamiento fue seguida por millones de chinos interesados en una visión distinta de la actualidad, frente a los medios oficiales, controlados por el Estado.

Sin embargo, Fang Fang provoca polémica porque su diario será publicado en los próximos meses en forma de libro en el extranjero, en inglés, alemán y francés.

El principal reproche que se hace a la escritora es que la traducción de su diario dará pie a que los extranjeros critiquen al gobierno chino, sobre todo Estados Unidos, que acusa Pekín de haber tardado en reaccionar a la pandemia.

"Un medio estadounidense ya dice que quiere utilizar el libro para pedir cuentas a China. Felicitaciones Fang Fang, das a los países occidentales armas para disparar contra China", escribe un usuario de la red social Weibo.

"Así muestras tu naturaleza de traidora", añade.

“¿Por cuánto has vendido tu diario?” se pregunta otra persona, que acusa a la escritora de enriquecerse a costa de los cerca de 3.900 muertos por coronavirus en Wuhan.

‘País autoritario’

Otra fuente de polémica es la presentación politizada del libro que hace la editorial estadounidense HarperCollins, hablando de un texto que “mezcla lo extraño y lo distópico” de una escritora que lucha contra “los problemas políticos sistémicos” de un “país autoritario”.

Según Hu Xijin, el influyente redactor jefe del periódico nacionalista Global Times, “no es de muy buen gusto” publicar ahora una traducción del diario, en pleno conflicto diplomático con Washington.

"Al final serán los chinos, incluidos los que apoyaban al principio a Fang Fang, los que deberán pagar el precio de su prestigio en Occidente", escribió en Weibo, en un mensaje que recibió 190.000 "me gusta".

El Global Times habla de un texto “parcial” que “solo expone la parte sombría de Wuhan”.

Criticada e insultada, Fang Fang dice ser víctima de la "ciberviolencia" de los nacionalistas.

La consecuencia, según ella, es que varios editores chinos interesados en la publicación del texto dudan ahora en hacerlo debido a la polémica generada.

"¿Por qué deberíamos renunciar a publicar este libro? ¿Solo porque algunos pueden utilizarnos? (...) Si la gente lee realmente mi diario descubrirá todas las medidas eficaces que China tomó contra la epidemia", explica la escritora en una respuesta publicada en la web de la revista Caixin.

También promete dar todos los derechos de autor del libro "a las familias del personal sanitario fallecido" en la pandemia.

Frente a las críticas, muchos internautas han salido en apoyo de Fang Fang en la red social Weibo, considerando que los ataques son "desproporcionados".

“Fang Fang no debe nada a nadie”, dice una usuaria. “¡Si quieren escriban un diario que vaya en contra de lo que ella dice, tradúzcanlo y publíquenlo en el extranjero!”.