AFP y AP. 25 octubre, 2019
La policía aseguraba el perímetro donde se encontraron, dentro de un camión, 39 personas sin vida, en la ciudad de Grays, en Inglaterra, este viernes 25 de octubre del 2019.
La policía aseguraba el perímetro donde se encontraron, dentro de un camión, 39 personas sin vida, en la ciudad de Grays, en Inglaterra, este viernes 25 de octubre del 2019.

Beijing. El descubrimiento de 39 cadáveres de ciudadanos chinos en un camión en el Reino Unido demuestra que, aún siendo la segunda mayor economía del planeta, China también alimenta los flujos migratorios ilegales.

La opinión pública china quedó conmocionada por el descubrimiento de los cadáveres, hallados el miércoles en un contenedor refrigerado cerca de Londres.

Pese a que China conoce desde hace 40 años un espectacular desarrollo económico, sacando a millones de personas de la pobreza y convirtiendo en millonarios a miles, aún hay personas que quieren emigrar en busca de una mejor vida.

La riqueza de las grandes metrópolis como Pekín y Shanghai no es generalizada, pues buena parte de China sigue siendo bastante pobre y el crecimiento económico ha generado grandes desigualdades, sobre todo entre la ciudad y el campo.

En años recientes aumentó la inversión en programas sociales, ampliando la cobertura médica y las opciones educativas para que abarquen a más gente, no solo a las elites urbanas. China dice que redujo la cantidad de gente que vive por debajo del nivel de pobreza de los 770 millones de personas de 1978 a unos 15 millones. Casi la mitad de la juventud china, por otro lado, tiene educación universitaria.

Pero quedan millones de chinos que trabajan en fábricas lejos de sus casas y que deben separarse de sus hijos para acatar las leyes de residencia. El pago por hora trabajada subió, pero sigue por debajo del de los países occidentales y en algunas regiones la gente gana unos pocos cientos de dólares por mes.

Si bien el envejecimiento de la población y la llegada de nuevas tecnologías alimentan la demanda de trabajadores, mucha gente no tiene la preparación necesaria para trabajar en esos sectores y le cuesta conseguir empleo.

Otra tragedia similar se produjo en el 2000, cuando fueron descubiertos los cuerpos de 58 migrantes chinos en un camión holandés en el puerto británico de Dover.

“Existe de forma habitual un tráfico ilegal de ciudadanos chinos a todo el mundo” aseguró Matt Friedman, experto en tráfico humano en el Mekong Club, una organización que lucha contra las formas de esclavitud moderna.

De acuerdo con un informe del 2018 del gobierno británico, China es el cuarto país de origen de víctimas potenciales de tráfico o esclavitud.

Según Friedmann, los traficantes de seres humanos no buscan en China a los "más pobres de los pobres", sino a quienes luchan por encontrar un trabajo, y se los convence de que lo hallarán más fácilmente en el extranjero.

"Es así como la gente se hace engañar, y cuando se dan cuenta de que han cometido un error, ya es demasiado tarde", explicó

Refugiados políticos

Puede ocurrir también que las víctimas de este tráfico sean refugiados políticos que intentan huir de persecución en China.

En el 2018, un informe de la ONU indicó que existen 212.100 refugiados chinos. Además, 94.400 solicitantes chinos de asilo en otros países, que eran eran solamente 7.742 en el 2010.

Hua Po, un analista político basado en Pekín, asegura que el flujo de trabajadores chinos hacia Europa ha crecido "a medida que la política china se ha vuelto cada vez más conservadora y cerrada" bajo la presidencia de Xi Jinping.

“La supervivencia de empresas privadas es cada vez más difícil, y ello genera un aumento del desempleo. Y estos desempleados pueden optar por buscar nuevas oportunidades en otros países”, manifestó Hua.

Shi Yinhong, profesor de Relaciones internacionales en la Universidad Renmin de Pekín, afirma que la emigración ilegal desde China es "habitual".

"La economía china se ha desarrollado rápidamente en los últimos años, pero hay cada vez más desigualdades en los ingresos", explicó.

"Algunos creen que hay mejores oportunidades laborales en el extranjero, e ignoran todo sobre lo que supone el estatuto de inmigrante ilegal", agregó.

Explotación

La migración ilegal suele poner a las personas a merced de redes criminales.

Según un informe de la organización británica Women for Refugee Women, es creciente el número de mujeres procedentes de China detenidas en el centro de inmigración de Yarl's Wood que han sufrido explotación sexual o esclavitud laboral, para "pagar" así sus deudas.

Se considera probable que detrás de la tragedia producida esta semana en el camión hallado en el Reino Unido se halle una red mafiosa dedicada al tráfico humano desde China a Europa.

Migrantes chinos almorzaban frente a su trabajo, en un proyecto de construcción de la Corporación de Construcción Ferroviaria de China, en Beijing, el 20 de marzo del 2019.
Migrantes chinos almorzaban frente a su trabajo, en un proyecto de construcción de la Corporación de Construcción Ferroviaria de China, en Beijing, el 20 de marzo del 2019.

La agencia europea de policía Europol advirtió en el 2015, basándose en una investigación, que “grupos criminales organizados desde China” se dedican al tráfico humano hacia Europa, utilizando documentos falsos, para hacer trabajar a sus víctimas en burdeles, salones de masaje o restaurantes.

Los puntos de entrada pueden ser los países del Este europeo, los Estados bálticos y Rusia. España suele ser el principal punto de ingreso para ciudadanos chinos hacia la zona Schengen. Luego, los emigrantes son enviados en camiones o autobuses a Reino Unido. Los precios pagados pueden llegar a más de $22.000 por personas.