Interés Humano

‘Dejamos las cosas en manos de Dios’, dice padre de Debanhi tras exhumación del cuerpo

Tras sepultar nuevamente los restos mortales de su hija, Mario indicó que ahora se sienten más tranquilos al cerrar un ciclo en el que la joven ‘salió' a tratar de decir la verdad

Nuevo León. Este sábado por la tarde fueron sepultados nuevamente en el cementerio de Laguna de Labradores en el municipio de Galeana, Nuevo León, México, los restos de Debanhi Escobar, después de permanecer alrededor de 20 horas en las instalaciones del servicio Médico Forense, en la capital del estado, para la realización de una segunda necropsia por parte de un equipo interinstitucional de peritos forenses, estudio que determinará en definitiva las causas de su muerte.

La exhumación de los restos de Escobar se realizó el viernes, después que un juez de control autorizó la diligencia, por solicitud de la Fiscalía Especializada en Feminicidios en respuesta a una demanda de los padres de la joven estudiante de leyes, inconformes porque la autopsia inicial indicó que su deceso fue de forma accidental por una contusión profunda de cráneo, mientras un peritaje externo ordenado la familia, concluyó que la joven fue asesinada.

Luego de salir de Laguna de Labradores alrededor de las 2 p. m. del viernes, el cuerpo fue ingresado al Servicio Médico Forense (Semefo) cerca de las seis de la tarde para la nueva necropsia que practicaron peritos forenses de la Fiscalía General de Justicia del Estado, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y un experto internacional que llegó desde Guatemala.

Los trabajos de los peritos concluyeron a las 4 a. m. del sábado; pero luego del cumplimiento de los protocolos correspondientes, fue hasta las 2:15 p. m. que, en una camioneta del Semefo, que formó parte de una caravana de diez vehículos, el cuerpo de la joven fue trasladado nuevamente a su morada final en Laguna de Labradores.

Poco antes de las 6 p. m. el contingente arribó al panteón del barrio Jalisco, donde Escobar descansará finalmente en la misma tumba donde ya había sido sepultada el pasado 23 de abril, un día después que su cuerpo sin vida fue localizado en el fondo de una cisterna en el motel Nueva Castilla, trece días después de su desaparición, tras acudir a una fiesta y ser abandonada por una taxista a orillas de la carretera a Nuevo Laredo.

Después de la inhumación, se realizó una misa para pedir por el eterno descanso de Debanhi. A la ceremonia asistieron amigos y vecinos de la comunidad de Galeana y familiares de los Escobar Bazaldúa.

Casi al final del servicio religioso el sacerdote abrazó a Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, haciendo votos porque “este abrazo sea de Jesús para que puedan sanar sus corazones”. Asimismo los bendijo y les entregó un cuadro de la Virgen María, para que se sientan acompañados por la madre de Dios y por su comunidad. Además, les dijo “en el cielo hay una estrella, Debanhi, que les dice ‘papás, acá estoy bien, en mejor lugar que es la vida eterna’”.

La exhumación de los restos de la joven para la realización de una segunda autopsia, servirá para dejar un precedente en Nuevo León y en México, de que se pueden hacer las cosas bien si se trabaja en conjunto, como en este caso, que dichos estudios fueron realizados por una comisión interinstitucional con peritos locales, nacionales y del extranjero, expresó el padre de Escobar.

Tras sepultar nuevamente los restos mortales de su hija, Mario indicó que ahora se sienten más tranquilos al cerrar un ciclo en el que Debanhi “salió” a la ciudad a un peritaje, a tratar de decir su verdad.

“Ahora dejamos las cosas en manos de Dios y de los peritos que hicieron su trabajo, para poder determinar las causas reales de su fallecimiento y estamos esperando las indicaciones de cuándo vamos a pronunciar los resultados sobre la nueva necropsia”, comentó el padre.

Además, dijo tener mucha confianza en los resultados “y si dicen la verdad vamos a estar tranquilos, ellos la van a decir, es nuestro sentir”, pues agregó, “seguimos teniendo la confianza y queremos seguir teniéndola en las autoridades, para que la gente vuelva a tener confianza en ellas”.

Comentó que una vez realizado el nuevo análisis, continuarán pendientes con lo relacionado a la información del peritaje, con el seguimiento del expediente de investigación y van a esperar “que las autoridades se pongan de acuerdo y que nosotros también estemos de acuerdo para determinar el día que se informe sobre la necropsia”.

Expresó que esta semana se les va a decir cuándo se dará a conocer la información, porque además se mandaron a hacer pruebas periciales a ciertas partes del cuerpo de su hija, que ayudarán a conocer las causas del fallecimiento.

Mario puntualizó que el peritaje que mandó hacer su familia, sirvió porque dio la pauta que se realizara la segunda autopsia y esto deja un precedente en Nuevo León y en México de que “podemos hacer las cosas bien”.

Por su parte, Dolores Bazaldúa, madre de Escobar, reconoció que la exhumación y nueva inhumación de su hija, ha sido un momento muy difícil que a nadie se le desea. Pidió a otras madres que exigen justicia por sus hijos o algún ser querido, que luchen porque “si se quedan calladas no lograrán que se resuelvan las cosas”.

El Grupo de Diarios América (GDA), al cual pertenece ‘La Nación’, es una red de medios líderes fundada en 1991, que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través del periodismo de calidad para nuestras audiencias.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.