Interés Humano

Covid-19 es 10 veces más mortífera que gripe H1N1, advierte OMS

También urge la puesta a punto de una vacuna ‘segura y eficaz’ para interrumpir totalmente la propagación del nuevo coronavirus

Ginebra. El nuevo coronavirus es diez veces más mortífero que el virus responsable de la gripe A(H1N1) surgido a finales de marzo del 2009 en México y Estados Unidos, aseguraron este lunes las autoridades sanitarias mundiales, que instaron a un levantamiento del confinamiento “lento”.

“Los datos recabados en varios países nos dan una imagen más clara de este virus (...) Sabemos que la covid-19 se propaga rápidamente y sabemos que es letal: 10 veces más que el virus responsable de la pandemia de la gripe del 2009”, declaró el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una videoconferencia de prensa desde Ginebra.

Mientras la pandemia de covid-19 ha causado más de 117.000 muertos en el mundo desde que surgió en diciembre en China, según un balance establecido por la agencia AFP con fuentes oficiales, la gripe A(H1N1) dejó 18.500 decesos, de acuerdo con la OMS. Sin embargo, la revista médica The Lancet estimó el número de fallecidos entre 151.700 y 575.400.

La pandemia provocada por el virus A (H1N1) dio lugar a campañas masivas de vacunación, pero en el caso de la covid-19, todavía no hay una vacuna.

La H1N1 es un subtipo de virus de influenza que cuatro meses después de su aparición en México y Estados Unidos, se extendió a 120 países. Sin embargo, era dos veces menos transmisible que el nuevo coronavirus.

La OMS señala que una persona con H1N1 pudo infectar de 1,2 a 1,6 personas.

El índice de covid-19 varía de un lugar a otro. Pero un estudio utilizado como referencia por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Europa, revisó 12 investigaciones sobre el tema y encontró una tasa promedio de contagio de 2,8 personas.

El 2 de mayo del 2009, la entonces ministra de Salud, María Luisa Ávila, confirmó el primer caso de contagio de H1N1 en Costa Rica en una joven de 21 años.

Ese mes también murió un hombre de 53 años, el cual tenía factores de riesgo. Dada la emergencia, el gobierno prolongó una semana más las vacaciones de medio periodo y suspendió la romería del 2 de agosto hacia Cartago.

Al final del 2009 se contabilizaron 56 muertes y 1.867 enfermos en Costa Rica; la OMS dio por finalizada la pandemia hasta en agosto del 2010.

A la espera de una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-Cov-2, la OMS instó este lunes a los países a poner en marcha campañas de diagnóstico generalizadas entre los casos sospechosos, ponerlos en cuarentena y hacer un seguimiento de sus contactos.

Tedros Adhanom reconoció que en la “era de la globalización, significa que el riesgo de que se reintroduzca y resurja la covid-19 puede continuar”.

"Al final, la puesta a punto y la distribución de una vacuna segura y eficaz van a ser necesarios par interrumpir totalmente la propagación", subrayó.

Ante la falta de test y la congestión de muchos hospitales por los infectados, los gobiernos han puesto en marcha medidas de confinamiento que han supuesto la paralización de la economía y la pérdida de millones de empleos.

Pero en los últimos días, las presiones se multiplican para relanzar la maquinaria económica.

El patrón de la OMS recomendó a los países que encuentren “el equilibrio entre las medidas destinadas a luchar contra la mortalidad de la covid-19 y el impacto socioeconómico” de la pandemia.

No obstante, reiteró que las medidas de confinamiento se deben levantar progresivamente y no rápidamente.

“Sabemos que en algunos países, los casos se duplican entre tres y cuatro días. Mientras que la covid-19 se propaga muy de prisa, se desacelera mucho más lentamente”, puntualizó Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Esto significa que las medidas deben ser retiradas lentamente y con control”, insistió.

Muerte en cifras

El nuevo coronavirus ha causado al menos 117.752 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre en China, según un balance establecido por AFP sobre la base de fuentes oficiales, este lunes a las 19 GMT (1 p. m. en Costa Rica).

Desde el comienzo de la enfermedad se contabilizaron más de 1.889.410 casos de contagio en 193 países o territorios. La cifra de casos diagnosticados positivos solo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos únicamente lo hacen con aquellas personas que necesitan hospitalización.

Las autoridades consideran que hasta ahora, al menos 402.000 personas se curaron.

Desde la víspera a la misma hora se registraron 5.236 nuevas muertes y 64.457 contagios en el mundo.

Las últimas 24 horas los países que más fallecidos registraron son Estados Unidos con 1.446 nuevos, Reino Unido (717) y Francia (574).

La cantidad de decesos en Estados Unidos, que registró su primer deceso vinculado al virus a fines de febrero, asciende a 22.935. El país registró 568.176 contagios. Las autoridades consideran que 42.071 personas sanaron.

Después de Estados Unidos, los países más afectados son Italia con 20.465 muertos y 159.516 casos, España con 17.489 fallecidos (169.496), Francia con 14.967 muertos (136.779), y Reino Unido con 11.329 muertos (88.621 casos).

China continental (sin contar Hong Kong y Macao), donde la epidemia surgió a finales de diciembre, tiene un total de 82.160 personas contagiadas, de las que 3.341 murieron y 77.663 sanaron totalmente. En las últimas 24 horas se han registrado 108 nuevos casos y 2 fallecimientos.