AFP. 30 marzo
Las palomas podían disfrutar a sus anchasen la plaza Puskin, en Moscú, este lunes 30 de marzo del 2020.
Las palomas podían disfrutar a sus anchasen la plaza Puskin, en Moscú, este lunes 30 de marzo del 2020.

París. La gente de Moscú y Lagos se sumó el lunes a los más de 3.380 millones de personas encerradas -casi la mitad de la población mundial- en sus casas para intentar frenar la propagación del nuevo coronavirus, una pandemia que tiene más de 700.000 infectados en el mundo.

Esta cifra representa a alrededor del 43% de la población mundial, que Naciones Unidas calcula en 7.790 millones de personas en el 2020.

La provincia china de Hubei y su capital, Wuhan, origen de la epidemia, fueron las primeras en confinarse, a finales de enero.

Y mientras esos territorios van recuperando su vida normal de forma progresiva tras dos meses de aislamiento, las mismas medidas de confinamiento que ellos aplicaron se extendieron por el mundo en las últimas semanas.

Más de 500 millones de personas se veían afectadas por este tipo de restricciones el 18 de marzo, más de 1.000 millones el 23, más de 2.000 millones un día después y más de 3.000 millones el 25 de marzo.

Este domingo, al menos 3.381 millones de personas de al menos 78 países y territorios permanecían en sus casas. La mayoría -al menos 2.450 millones de habitantes de 42 países y territorios- estaban obligadas a hacerlo.

Ninguna región del mundo escapa a este tipo de medida: Europa (Reino Unido, Francia, Italia, España...), Asia (India, Nepal, Sri Lanka...), Oriente Medio (Irak, Jordania, Líbano, Israel...), África (Sudáfrica, Marruecos, Madagascar, Ruanda...), América (Colombia, Argentina, Perú, gran parte de Estados Unidos...) y Oceanía (Nueva Zelanda).

Congo-Brazzaville y dos regiones de Ghana se unirán a la lista a principios de semana.

En la mayoría de los casos sigue siendo posible salir del domicilio para ir a trabajar, comprar productos de primera necesidad o recibir atención médica.

Esta obligación de confinarse para luchar contra la epidemia, que ya dejó más de 36.000 muertos es difícil de respetar en numerosos países de África y América Latina.

La covid-19 ha provocado al menos 36.674 muertos en el mundo desde que apareció en diciembre, según un balance de la AFP establecido este lunes a las 19 GMT(1 p. m. en Costa Rica) con base en fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la pandemia se contabilizaron más de 757.940 casos de contagio en 184 países o territorios.

La cifra de casos diagnosticados positivos refleja solo una parte de la totalidad de enfermos debido a las políticas dispares de los países para registrar oficialmente los contagios. Algunos únicamente lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización.

Entre estos casos de contagio hay al menos 148.700 personas que se han curado totalmente.

Desde el balance anterior, el domingo a la misma hora, ha habido 3.430 nuevas muertes y 60.195 nuevos contagios en todo el mundo.

Los países que registraron más decesos en las últimas 24 horas fueron Italia y España, con 812 muertos cada uno, y Estados Unidos, con 477.

Consigna generalizada

“¡Quédense en casa!" es la consigna generalizada en todo el mundo para tratar de contener la expansión de la enfermedad.

En Venezuela se incesantemente en la televisión estatal, mas choca con la realidad del país, donde 60% de los 30 millones de habitantes se enfrentan a la escasez de agua, según Naciones Unidas.

Así, en un barrio popular de Caracas, se podían ver unas 200 personas esperando en la calle para llenar sus bidones de agua... en una boca de incendios.

Estas personas esperaban turno para recolectar agua de un a fuente pública en Caracas, el 27 de marzo del 2020.
Estas personas esperaban turno para recolectar agua de un a fuente pública en Caracas, el 27 de marzo del 2020.

En Estados Unidos, se registraron 140.000 casos de contagio, de los más de 700.000 declarados en el mundo. El presidente Donald Trump, hace unos días todavía reticente en estimar la envergadura de la epidemia, ha cambiado totalmente de estrategia.

“Potencialmente 2,2 millones de personas” habrían podido morir de la covid-19 si “no hubiéramos hecho nada”, reconoció el mandatario el domingo.

Según estimaciones de su asesor sobre la pandemia, el doctor Anthony Fauci, con quien parece que ahora se entiende mejor, el nuevo coronavirus podría provocar "entre 100.000 y 200.000" muertes en la primera potencia mundial, frente a las casi 2.400 actuales.

Europa, diezmada

Sin embargo, por ahora, Europa, donde se concentran dos tercios de las víctimas mortales, sigue siendo el continente más afectado.

En Moscú, donde los que no respeten las medidas de cuarentena pueden ser castigados hasta cinco años de cárcel desde el 8 de marzo, el alcalde Serguéi Sobyanin ordenó el confinamiento total.

Un funcionario esperaba para recoger muestras en un centro de pruebas de diagnóstico de covid-19 en París, este lunes 30 de marzo del 2020.
Un funcionario esperaba para recoger muestras en un centro de pruebas de diagnóstico de covid-19 en París, este lunes 30 de marzo del 2020.

A partir de este lunes, los 12,5 millones de moscovitas solo podrán salir de casa por una emergencia médica, para ir al trabajo en caso de ser necesario, al supermercado o la farmacia.

En España, segundo país con más fallecimientos por la covid-19 después de Italia, se registraron 812 nuevas muertes en las últimas 24 horas, un número algo menor luego de haber alcanzado la víspera la cifra récord de 838.

Ante esta situación alarmante, el gobierno español endureció el confinamiento impuesto el 14 de marzo y a partir de este lunes y por dos semanas se detendrán todas las actividades no esenciales.

Italia, que con casi 11.000 decesos es el país con más fallecimientos, mostraba una tímida desaceleración del avance del letal virus.

"En todos los departamentos de emergencia ha habido una reducción" en la llegada de pacientes, declaró Giulio Gallera, jefe de salud en la región de Lombardía, al norte del país, la más afectada.

En la vecina Francia (más de 2.600 muertos), las escasez de material está haciendo mella en los hospitales y las autoridades encargaron 1.000 millones de máscaras, sobre todo a China.

Nuria Castro, taxista, en plena labor este lunes 30 de marzo del 2020 en Madrid.
Nuria Castro, taxista, en plena labor este lunes 30 de marzo del 2020 en Madrid.

Con más de 1.200 muertos y unos 20.000 casos confirmados, la pandemia también se acelera en Reino Unido, cuyas autoridades advirtieron el domingo de que el país podría tardar seis meses o más en volver a la vida normal a causa de la pandemia.

Crisis en Nueva York

En Nueva York, los bancos de alimentos están recibiendo flujos de nuevas personas que se encuentran de repente sin recursos.

En el famoso Central Park, se está levantando un hospital de campaña para tratar a 68 personas que, según las autoridades, estará operativo rápidamente.

El presidente Trump declaró el domingo que "el pico en la tasa de mortalidad probablemente ocurrirá en dos semanas".

En América Latina, donde se han registrado 338 muertes y 14.462 personas, varios países anunciaron el prolongamiento de las medidas de confinamiento.

Argentina extendió el aislamiento social obligatorio hasta el 12 de abril y Guatemala también prolongó hasta esa fecha el toque de queda parcial en vigor.

El buque hospital USNS Comfort navegaba a través del río Hudson, en Nueva York, este lunes 30 de marzo del 2020. Fue enviado para prestar auxilio a las víctimas de la covid-19.
El buque hospital USNS Comfort navegaba a través del río Hudson, en Nueva York, este lunes 30 de marzo del 2020. Fue enviado para prestar auxilio a las víctimas de la covid-19.

En El Salvador, las restricciones de desplazamiento y de reunión estarán vigentes hasta el 13 de abril.

Este lunes, dos cruceros con cuatro muertos y varios afectados por covid-19, cruzaron el Canal de Panamá con el propósito de llegar a Fort Lauderdale, Florida, después de ser rechazados en varios puertos ante la expansión del coronavirus.

En África, las autoridades de Nigeria, el país más poblado del continente, decretaron el confinamiento total en Lagos, megalópolis de 20 millones de habitantes, y en la capital Abuya, a partir de este lunes por la noche.

Hasta la fecha, esta inmensa nación registró casi un centenar de casos, pero esta cifra podría dispararse rápidamente, advirtió el jueves el ministro de la Información, Lai Mohammed.

Las medidas de confinamiento suscitan mucha incomprensión e indignación en África subsahariana, donde gran parte de la población vive con menos de dos dólares al día y depende de la economía alternativa para sobrevivir.

En Zimbabue, golpeado por dos décadas de crisis económica y financiera, el confinamiento de tres semanas a partir del lunes promete ser particularmente doloroso para sus 16 millones de habitantes.

“Pocas personas pueden pagar una comida diaria en tiempos normales”, dijo un residente de la capital, Prince Gwanza. “Me temo que las personas morirán de hambre cuando estén aisladas en casa”.