Interés Humano

Conozca a Afsheen, la niña que vivió con su cuello a 90 grados por 13 años

Cuando tenía ocho meses, Gul sufrió un accidente mientras jugaba al aire libre en el que todo el peso de su cuerpo cayó sobre su cuello

¿Alguna vez se ha imaginado tener que vivir con su cuello rotado a 90 grados todo el tiempo? Así le sucedió a Afsheen Gul, una niña pakistaní, con tan solo 13 años de edad, ha tenido que estar gran parte de su vida con esa condición.

A través de su cuenta de Instagram, la pequeña ha venido relatando cómo es su día a día. Además, también ha contado su evolución y los tratamientos que ha recibido para ello.

Cuando tenía ocho meses, Gul sufrió un accidente mientras jugaba al aire libre en el que todo el peso de su cuerpo cayó sobre su cuello. A partir de ese momento, parecía imposible poder sobrevivir con el cuello de esa manera.Los médicos aseguraron que la pequeña había sufrido una dislocación rotatoria atlanto-axial.

Gul sobrevivió al accidente, pero su vida cambió por completo, limitando muchas acciones de su vida cotidiana. A partir de ese momento, la situación de la niña fue empeorando con el pasar de los días. Además de tener su cuello rotado 90 grados, Gul también desarrolló una parálisis cerebral, lo que impidió que pudiera ir al colegio como una persona normal. Tampoco podía comer, ir al baño ni caminar sin ayuda de alguien.

Es por esta razón que su madre Jameelan y su hermano mayor Mohammed Yaqoob han estado viviendo con Afsheen toda su vida, brindándole cuidados especiales para que en su día a día pueda llevar a cabo todo lo que requiere y desee.

No obstante, la pequeña estuvo activa en redes sociales, luchando por recaudar el dinero para someterse a una cirugía que le devolvería la movilidad en su cuerpo.

Gul hizo varias publicaciones explicando que debía viajar a Dehli, India, para su procedimiento y que debía también cubrir el costo de su cirugía, el cual era de $25 mil (¢16 millones).

Debido a la crisis económica que trajo la covid 19, a su familia se le dificultó aún más pagar su procedimiento y tratamientos. Por el mismo motivo, las donaciones tampoco llegaron muy rápido, pero como dice el refrán: “El que persevera alcanza”. Gul dio a conocer su historia en una plataforma GodFundMe, mediante la cual se recauda dinero a las personas que más lo necesitan.

Afortunadamente, la pequeña pakistaní logró reunir gran parte del costo de su cirugía. El procedimiento fue programado para el 18 de noviembre del 2021, según lo expresó Gul en su cuenta de Instagram, pidiendo que sus seguidores la encomendaran en sus oraciones. Aunque todo parecía mejorar, a la niña aún le quedaban desafíos por enfrentar.

Sus doctores hicieron una evaluación de su caso y determinaron que había que conectar su cráneo y cerebro con su columna vertebral. Este era un procedimiento de alto riesgo en el que solo había un 50 % de probabilidades de sobrevivir. Sin embargo, Gul iba decidida a someterse a esta cirugía, asumiendo el riesgo que implicaba.

Tiempo después, la pequeña sorprendió a sus seguidores en redes sociales al mostrar que había salido exitosamente del procedimiento y con muchas ganas de vivir diferente.

”La fusión es la clave del éxito a largo plazo para Afsheen. Aunque la varilla y los tornillos sostienen su cabeza, si no se realiza la fusión ósea, los tornillos eventualmente saldrán, son solo un andamiaje temporal”, explicó Rajagopalan Krishnan, el médico encargado de la cirugía de Gul, en redes sociales.

Parte de su recuperación fue usar por un tiempo diferentes herramientas adheridas a su cabeza que le brindaron el soporte necesario para que su cuerpo se fuera estabilizando poco a poco. Actualmente, la pequeña Afsheen, mediante su cuenta de Instagram, agradece a sus seguidores por haberle brindado la ayuda que necesitaba para devolverle la movilidad a su cuerpo.

Por ahora, su recuperación está en proceso, pero se espera que, paulatinamente, la niña pueda desempeñar las labores cotidianas que su condición le impidió por mucho tiempo, llevando la vida que siempre soñó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.