Agencia AFP. 17 abril

Washington. Boeing realizó un último vuelo de prueba de su 737 MAX el martes con el sistema de estabilización MCAS ya modificado, un paso que se considera crucial para obtener una nueva autorización de vuelo, informó el miércoles el fabricante de la aeronave.

Varios aviones 737 MAX permanecían en la línea de ensamblaje en la planta de Boeing en Renton, Washington, el 27 de marzo de 2019. Foto: The New York Times
Varios aviones 737 MAX permanecían en la línea de ensamblaje en la planta de Boeing en Renton, Washington, el 27 de marzo de 2019. Foto: The New York Times

El presidente del grupo, Dennis Muilenburg, subió a su cuenta de la red Twitter un video en el que comparte nuevas perspectivas sobre el proceso de recertificación para este avión que ha debido permanecer en tierra desde mediados de marzo debido a dos trágicos accidentes ocurridos en menos de cinco meses.

“Boeing completó su último vuelo de prueba el 16 de abril (martes) con el software MCAS actualizado, un vuelo técnico clave que precede a un vuelo de certificación con la Agencia Federal de Aviación” estadounidense (FAA), expresó Boeing en un comunicado.

Muilenburg aseguró que en total, sus pilotos de prueba realizaron 120 vuelos con un total de 203 horas utilizando el software corregido, cuya versión inicial se considera un factor importante que provocó los accidentes de los aparatos de las empresas Lion Air a fines de octubre y Ethiopian Airlines en marzo.

La compañía ha estado trabajando en una solución de software para su sistema de estabilización luego de los accidentes en Etiopía -con 157 muertos- y en Indonesia -189 decesos-, ambos ocurridos poco después del despegue.