AFP. 6 junio
Un enfermero trabaja en la sala de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General Provincial Dr. Ernesto Che Guevara, donde los pacientes infectados con el nuevo coronavirus, están siendo tratados, en la ciudad de Marica, estado de Río de Janeiro, Brasil, el 5 de junio del 2020. Foto: AFP
Un enfermero trabaja en la sala de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General Provincial Dr. Ernesto Che Guevara, donde los pacientes infectados con el nuevo coronavirus, están siendo tratados, en la ciudad de Marica, estado de Río de Janeiro, Brasil, el 5 de junio del 2020. Foto: AFP

Brasilia. Autoridades regionales de salud acusaron este sábado al gobierno del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro de “invisibilizar” los muertos por covid-19, después de que un secretario designado del Ministerio de la Salud cuestionara el conteo de decesos por la pandemia.

"El intento autoritario, insensible, inhumano y antiético de invisibilizar los muertos por la covid-19 no prosperá", dice la nota del Consejo Nacional de Secretarios de la Salud (Conass) que congrega a las secretarios regionales de salud.

Este viernes, el Ministerio adoptó un nuevo formato de balance que solo incluye las muertes y casos registrados en 24 horas, desestimando los números totales de la pandemia.

El sitio web que compilaba los datos salió del aire el viernes y regresó este sábado mostrando apenas los números del último día. El apagón impide ver los datos totales de la pandemia en Brasil, así como los balances regionales y diarios.

"Del punto de vista de la salud, es una tragedia lo que vemos (...) no informar significa que el Estado es más nocivo que el virus", dijo el exministro Luiz Henrique Mandetta este sábado en una transmisión en vivo en redes sociales.

El viernes, Carlos Wizard, secretario designado de Ciencia, Tecnología e Insumos Estratégicos del Ministerio de la Salud, dijo al diario Globo que el balance de fallecidos por la pandemia sería revisado puesto que los datos actuales eran “fantasiosos o manipulados”.

Brasil, el segundo país con más casos y tercero con más muertes por la covid-19, tiene más de 600.000 casos y superó el viernes la marca de los 35.000 óbitos.

"Su declaración grosera, desprovista de cualquier sentido ético, de humanidad y de respeto, merece nuestro profundo desprecio, repudio y asco", dice la nota de la Conass.

En entrevista con AFP este sábado, Wizard dijo que los números no serán revisados. "No estamos interesados en desenterrar los muertos. No queremos rever el pasado, estamos más preocupados con el presente y el futuro", dijo.

Sin embargo, Wizard colocó en tela de juicio la contabilidad hecha en semanas anteriores afirmando que medios de comunicación habrían publicado casos de personas que, sin síntomas de la enfermedad, recibieron como causa de muerte la covid-19.

Wizard, un multimillonario que hizo la mayor parte de su fortuna con una red de escuelas de idiomas, fue invitado a formar parte de la cartera por el actual ministro interino de Salud, el general Eduardo Pazuello.

Pazuello, el tercer titular del cargo durante la pandemia, sigue directrices defendidas por Bolsonaro. Además del cambio comunicacional, amplió la recomendación del uso de hidroxicloroquina.

Wizard cuestionó el abordaje de la gestión de Mandetta y destacó la inclusión de la hidroxicloroquina en el tratamiento de la enfermedad.

"Cuando surgieron los primeros casos [en Brasil] la orientación era que con los primeros síntomas no debía ir al hospital porque causaría una aglomeración de personas. Si la enfermedad avanzaba, debía buscar atención médica. Lamentablemente, siguiendo esa conducta perdimos a miles de brasileños", dijo Wizard.

Agregó que la actual gestión recomienda el “tratamiento precoz” en los primeros síntomas con un kit de varias medicinas, entre ellas la hidroxicloroquina.