AFP. 16 enero
Los medios de comunicación se congregaron el lunes 15 d enero del 2018 enfrente de la vivienda donde se dio el hallazgo de los 13 menores en Perris, California.
Los medios de comunicación se congregaron el lunes 15 d enero del 2018 enfrente de la vivienda donde se dio el hallazgo de los 13 menores en Perris, California.

Perris, EE. UU. Autoridades en Estados Unidos investigaban el martes cómo una pareja de California arrestada bajo sospecha de tortura pudo mantener a sus 13 hijos, de dos a 29 años, desnutridos y confinados durante años en su casa sin que nadie se diera cuenta.

David Turpin y su esposa Louise, de 57 y 49 años respectivamente, hasta ahora “no pudieron proporcionar una razón lógica” de por qué muchos de sus hijos fueron encontrados encadenados a sus camas en la oscuridad y en medio de un hedor pestilente, dijo la Policía en un comunicado.

Fue una de las hermanas, de 17 años, quien puso fin a la pesadilla. Logró escapar y llamó el domingo por la mañana al número de emergencia 911.La adolescente, que según la Policía estaba tan “demacrada” que parecía tener apenas 10 años, “afirmó que sus 12 hermanos y hermanas fueron mantenidos cautivos dentro de la residencia por sus padres, precisando que algunos de ellos estaban atados con cadenas y candados”.

Al llegar, la Policía pensó que las 12 personas “desnutridas y muy sucias” eran menores de edad, pero luego comprobó que siete eran adultos de entre 18 y 29 años.

(Video) Autoridades en EEUU investigan casa del horror en California

Las víctimas recibieron comida y bebida tras afirmar estar “hambrientos”. Todos fueron llevados luego a hospitales para una revisión médica y tratamiento.

La pareja fue arrestada y encarcelada por torturar y poner en peligro a sus hijos, y se fijó una fianza de nueve millones de dólares por cada uno para su eventual liberación, dijo la Policía.

Los padres de Turpin, quienes viven en el estado de Virginia (Occidental), dijeron a ABC News que estaban “sorprendidos y conmocionados”, pero que no habían visto a su hijo o a sus nietos en cuatro o cinco años.

La vida en familia

La casa de estilo español donde se hallaron las víctimas está en un barrio de clase media de Perris, una localidad a unos 100 km al sureste de Los Ángeles.Tres automóviles y una camioneta con vidrios polarizados fueron encontrados en el lugar, en uno había incluso un asiento para niños.

En una página de Facebook bajo el nombre de David-Louise Turpin se puede ver a la familia asistiendo a varias ceremonias de matrimonio entre 2011 y 2016.

En el último bloque de fotos, publicado entre abril y julio de 2016, Louise luce un largo vestido de novia blanco y su esposo viste un traje. Un imitador de Elvis Presley sostiene un micrófono y posa con la pareja y sus hijos en una escena que recuerda a una boda en Las Vegas.

Posted by David-Louise Turpin on Thursday, May 12, 2016

Nueve niñas, todas con cabello largo y oscuro, llevan vestidos fucsia iguales con medias blancas, mientras que una niña tiene puesto un vestido rosado brillante. Tres niños, con el pelo oscuro con un corte taza como David Turpin, visten trajes con corbatas rojas.

Una fotografía de abril del 2016 muestra a los mismos niños sonrientes y a la pareja con jeans y camisetas rojas que dicen “Cosa 1”, “Cosa 2″, “Cosa 3”, etc.: una versión de los hermanos traviesos del popular libro de Dr. Seuss El gato en el sombrero.

En otra imagen de septiembre de 2015, Louise sostiene a un bebé con una camiseta que dice “Mamá me ama”.

Una vecina de la familia, Jamelia Adams, de 39 años, estaba impactada.“Es realmente muy, muy triste”, dijo a AFP. “Aquí hay un vecindario hermoso, autos nuevos en el patio, y algunos hijos de 29 a dos años eran mantenidos cautivos, desnutridos y sucios. Es desgarrador”.

Otro vecino, Julio Reyes, de 38 años, dijo: “Vimos a un par de adolescentes cortar el césped el año pasado y, sabes, pusieron decoraciones navideñas. Nunca pensé que algo así podría pasar”.

David Allen Turpin y Louise Anna Turpin. Las fotos la proveyó el Departamento del Alguacil del condado de Riverside, California.
David Allen Turpin y Louise Anna Turpin. Las fotos la proveyó el Departamento del Alguacil del condado de Riverside, California.

David Turpin aparece en registros estatales como director de un colegio privado inaugurado en el 2011, pero su dirección coincide con la de la residencia de los Turpin y sus hijos aparentemente eran escolarizados en casa.

Los Angeles Times reportó que la pareja había vivido en Perris desde el 2010, luego de mudarse de Texas y que se declaró dos veces en bancarrota por deudas de entre 100.000 y 500.000 dólares.

“Parecían personas muy normales que caían en problemas financieros”, expresión Ivan Trahan, el abogado que los representó en el 2011, cuando David trabajaba como ingeniero para el contratista de defensa Northrop Grumman, con un sueldo anual de 140.000 dólares.

El caso recuerda otras casas del horror.

En mayo de 2013, Ariel Castro, de Cleveland, fue arrestado tras secuestrar a tres jóvenes que violó repetidamente durante una década.

En el 2009, Jaycee Dugard fue rescatada en California luego de ser plagiada con 11 años de edad y reiteradamente violada durante 18 años por Phillip Garrido.