AFP. 4 diciembre, 2017
El presidente Donald Trump mantiene un ataque constante contra medios de comunicación que, según él, publican noticias falsas.
El presidente Donald Trump mantiene un ataque constante contra medios de comunicación que, según él, publican noticias falsas.

Washington. La confianza en los medios de comunicación aumentó en Estados Unidos desde la elección del presidente Donald Trump, aunque, en medio de polarización política, más personas creen en las denuncias de “noticias falsas” del mandatario, indicó el lunes una encuesta.

El sondeo realizado para el Instituto Poynter evidenció una clara división partidista: mientras republicanos y seguidores de Trump son escépticos sobre las empresas periodísticas, su rivales demócratas tienen más confianza en ellas.

El 12% dijo tener “gran” confianza en los medios, mientras un 37% adicional señaló una confianza “justa”. Pero el 39% de los encuestados indicó que tenía “poca confianza” en ellos y el 13%, “ninguna”.

Los investigadores compararon sus resultados con los de la encuesta de Gallup, según los cuales la confianza en los medios pasó de 32% en setiembre del 2016 a 41% en setiembre de 2017.

“Alentadoramente, encontramos que el público apoya a la prensa, aunque débilmente. Sin embargo, este resultado oculta una dramática polarización en actitudes hacia los medio”, señaló el informe, realizado por expertos de las universidades de Princeton y Dartmouth en Estados Unidos y Exeter en Reino Unido.

Valoración de hallazgos

Cerca de tres de cada cuatro demócratas expresaron confianza en los medios de comunicación en comparación con solo el 19% de los republicanos.

Además, el 44% de los encuestados indicó que cree que los medio inventan historias sobre Trump y el 31% concordó con la afirmación del presidente de que las grandes empresas de comunicación son el “enemigo del pueblo”.

Una gran mayoría (69%) dijo que los medios “tienden a favorecer a una parte”, pero el mismo porcentaje cree que las organizaciones de noticias “evitan que los líderes políticos hagan cosas que no deberían hacerse”.

Los autores citaron el “inquietante” hallazgo de que el 25% de los encuestados respaldaba las limitaciones a la libertad de prensa, lo que incluía permitir que el Gobierno bloquee las noticias que considere tendenciosas o inexactas.

“Los políticos a menudo se resisten a una cobertura desfavorable, pero el aluvión constante de ataques públicos contra la legitimidad de la prensa no tiene precedentes en la era moderna”, indicaron.

Aunque hay “fuertes focos de apoyo” a los medios, los ataques de Trump “aparentemente han exacerbado las divisiones partidistas” en la cobertura informativa, escribieron.Y concluyeron: “Teniendo en cuenta estos resultados, el desafío para los medios de comunicación es evitar estar alineados con cualquiera de las partes”.