AFP .   23 agosto

El asesinato de una mujer a manos de su exmarido y en presencia de su hija causó conmoción en toda Turquía, después de la publicación el viernes de un video de los últimos instantes de la víctima donde la niña le suplica que no se muera.

Emine Bulut, de 38 años, fue asesinada por su exmarido, que la apuñaló en el cuello tras una discusión en un café de Kirillale (centro), donde se habían reunido, según los medios turcos. El asesinato se produjo frente a la hija de 10 años de la pareja.

Un video de los últimos instantes de la víctima publicado el viernes se ha hecho viral en las redes sociales, convirtiéndose en el más compartido en Twitter en todo el mundo.

En él se ve a la víctima sujetándose el cuello mientras grita: "¡No quiero morir!". A su lado, la niña tira de la manga manchada de sangre de su madre. "Mamá, te lo ruego, no te mueras", suplica.

El video ha conmocionado a Turquía, donde numerosos responsables políticos y celebridades han llamado a tomar medidas para luchar contra la violencia machista.

El gobierno turno ha anunciado que sigue la investigación sobre el asesinato de Emine Bulut de cerca y que hará todo lo posible para que el exmarido sea condenado a una dura pena de prisión.

"Lo que queremos es que ese asesino reciba el más severo de los castigos", declaró el portavoz de la presidencia, Ibrahim Kalin.

Para justificar su acto, el exmarido declaró a los investigadores que Bulut, de la que se había divorciado en 2015, le había "insultado", según los medios turcos.

Traumatizada, la hija de la víctima está siendo atendida por un equipo de psicólogos, según el ministerio de Asuntos Sociales.

Las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres acusan regularmente al presidente Recep Tayyip Erdogan de no luchar suficiente contra los asesinatos de mujeres y la violencia machista.

La asociación “Pararemos el feminicidio”, ha contabilizado 214 asesinatos de mujeres en Turquía en los primeros seis meses del año.