Por: Agencia AFP.   3 julio
El incendio forestal californiano que comenzó el fin de semana se ha extendido rápidamente a lo largo de 28,000 hectáreas, dijeron las autoridades este martes, con un número creciente de áreas afectadas por órdenes de evacuación obligatoria. Foto: AFP
El incendio forestal californiano que comenzó el fin de semana se ha extendido rápidamente a lo largo de 28,000 hectáreas, dijeron las autoridades este martes, con un número creciente de áreas afectadas por órdenes de evacuación obligatoria. Foto: AFP

Los Ángeles. Más de 2.000 bomberos combaten un gran incendio forestal en el norte de California, mientras se espera un fin de semana de mucho calor que podría extender las llamas.

El llamado "County Fire" arrasó el martes 283 kilómetros cuadrados en los condados de Napa y Yolo, y hasta el momento sólo ha sido contenido en un 5%, según las autoridades, que pidieron a los residentes del área a estar listos para ser evacuados si las condiciones empeoran.

El incendio comenzó el sábado a unos 80 kilómetros al oeste de Sacramento, capital de California, y se ha esparcido a velocidad.

El humo y las cenizas dieron un tono naranja al cielo, que llevó al departamento de bomberos de San Francisco a emitir una alerta el domingo sobre la calidad del aire, exhortando a ancianos, niños y enfermos cardíacos a evitar actividades físicas.

Los bomberos del estado también combatían otro incendio, el Pawnee, que para la mañana del martes estaba contenido en un 80%.

La portavoz de los bomberos de California (Cal Fire), Tricia Austin, dijo a la AFP que las llamas del Pawnee afectaron un área de 60,2 km2 en el condado de Lake, al norte de San Francisco, destruyendo 22 estructuras. Según Austin, se espera que este incendio esté controlado para el fin de semana.

La portavoz indicó que la temporada de incendios forestales, que normalmente se desarrolla entre setiembre y octubre, comenzó este año más temprano que lo habitual.

"No es sólo durante la temporada de incendios", dijo. "Tenemos que estar siempre listos".

Las autoridades esperan además nuevos incendios durante el feriado del 4 de julio, día de la Independencia de los Estados Unidos, en el que mucha gente enciende fuegos artificiales ilegales y hace fogatas.

El pronóstico para el fin de semana es de temperaturas muy calientes, lo que representa "condiciones críticas" para incendios.

Los expertos han dicho que estos incendios son generados por el calor, el clima seco, y la muerte de unos 129 millones de árboles por las recientes sequías y por el ataque de insectos.

Los estados de Colorado, Utah, Washington y Oregon, ubicados igualmente en el oeste del país, también fueron foco de incendios esta semana.