Según las conclusiones de informe, el oficial estuvo ebrio durante gran parte de su visita y tuvo 'un comportamiento inapropiado'

 20 diciembre, 2013

Washington

El general de la Fuerza Aérea Michael Carey fue separado de su cargo por conducta inapropiada, según las autoridades.
El general de la Fuerza Aérea Michael Carey fue separado de su cargo por conducta inapropiada, según las autoridades.

Un general de Estados Unidos, que dirigía la división de misiles nucleares intercontinentales, fue destituido luego de permanecer ebrio durante gran parte de un viaje oficial a Rusia, donde insultó a sus anfitriones, detalló un informe hecho público este viernes.

El general de la Fuerza Aérea Michael Carey fue separado de su cargo en octubre por "mala conducta personal", según informaron en ese momento responsables militares.

Pero ahora el informe detalla las conclusiones de una investigación interna sobre el comportamiento de Carey durante su viaje a Rusia en julio pasado.

El general de dos estrellas estuvo borracho gran parte de su visita oficial de cuatro días y su "comportamiento inapropiado" llevó a una funcionaria del Pentágono a presentar una denuncia, según el reporte.

Carey "se comportó de una manera que sobrepasó los límites de los estándares aceptados de una buena conducta", durante la misión que incluyó un ejercicio de seguridad nuclear y reuniones con contrapartes rusas, detalló.

El general comenzó a beber en una escala en Zurich y continuó haciéndolo en Moscú, donde llegó tarde a reuniones, interrumpió visitas guiadas, habló arrastrando las palabras y regresó a su hotel en horas de la madrugada, precisó el informe.

En el hotel Marriott en Moscú, mientras bebía, el general dijo que su unidad "tenía la peor moral y que los altos mandos no le brindaban su apoyo".

Por dos noches consecutivas, el general y otros miembros de su delegación compartieron bebidas con dos mujeres no estadounidenses, y Carey llegó a bailar con una de ellas, según el reporte.

Cuando ocupaba el cargo de comandante de la 20 división de la Fuerza Aérea, Carey era responsable de 450 misiles intercontinentales Minuteman y de una dotación de 9.600 soldados para darles mantenimiento.

Actualmente, Carey se desempeña como asistente del comandante del comando espacial de la Fuerza Aérea, sin misiles bajo su supervisión.