Francesco Schettino fue condenado por homicidio y abandono de la nave, por el naufragio que causó la muerte de 32 personas

 11 febrero, 2015
El juez Giovanni Pugliatti, al centro, leyó el veredicto al final del jucio en contra del capitán Francesco Schettino, del crucero Costa Concordia, que naufragó en el 2012. El capitán fue sentenciado a 16 años de cárcel y no estuvo presente durante la lectura.
El juez Giovanni Pugliatti, al centro, leyó el veredicto al final del jucio en contra del capitán Francesco Schettino, del crucero Costa Concordia, que naufragó en el 2012. El capitán fue sentenciado a 16 años de cárcel y no estuvo presente durante la lectura.

Grosseto, Italia

La justicia italiana condenó este miércoles a 16 años y un mes de cárcel al excapitán Francesco Schettino, por el naufragio en enero del 2012 del crucero de lujo Costa Concordia que causó la muerte de 32 personas.

Schettino, de 54 años, llamado por la prensa el "capitán cobarde", fue condenado por homicidio y abandono de la nave por el tribunal de Grosseto (centro de Italia) tras un proceso que duró un año y medio.

La sentencia fue pronunciada después de siete horas de deliberaciones por Giovanni Puliatti, presidente de la corte.

Se trata de una condena inferior a la solicitada por fiscalía, que había pedido 26 años y tres meses de prisión.

La corte prohibió también a Schettino, quien no asistió a la lectura de la sentencia, ejercer como comandante por cinco años una embarcación y dispuso en forma definitiva que ejerza cargos oficiales.

El capitán, único acusado, en una declaración espontánea ante la corte, aseguró que se ha ignorado la responsabilidad de la tripulación y que se ha ofrecido a la prensa mundial "una imagen de mi persona que no corresponde a la realidad", aseguró entre lágrimas.

Etiquetado como: