Conflicto suma 60.000 víctimas

 29 enero, 2013

Nueva York (AFP). El enviado de paz de la ONU a Siria, Lakhdar Brahimi, instó el martes al Consejo de Seguridad a actuar para poner fin a los "niveles de horror sin precedentes" que tienen lugar en la guerra civil de ese país.

"El Consejo no puede simplemente decir estamos divididos, por lo que esperamos un mejor momento, ellos deben atacar el problema ahora", declaró Brahimi a la prensa luego de la reunión.

Según el enviado, la legitimidad del presidente Bashar al Assad se ha visto irreparablemente dañada por el conflicto de 22 meses, que ha dejado más de 60.000 muertos. Sin embargo; el mandatario podría aferrarse aún al poder, afirmaron a la AFP fuentes diplomáticas.

Además, afirmó que de momento se progresa poco en busca de la paz.

"Si ejerciéramos un poco más de presión habría quizá un poco más de progreso. Se han alcanzado niveles sin precedentes de horror. La tragedia no tiene fin ", estimó.

Etiquetado como: