Pacto autoriza subidas de impuestos para ingresos mayores a $400.000

 3 enero, 2013

Washington AFP El acuerdo de último minuto entre la Casa Blanca y los republicanos del Congreso evita una crisis fiscal en EE. UU., pero aplaza solo algunas semanas decisiones dolorosas sobre el gasto público y el techo de la deuda.

Tras semanas de tensión, la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, cedió en la noche del 1° de enero y aprobó un plan que prevé un aumento de los impuestos para los contribuyentes individuales con ingresos superiores a $ 400.000 dólares y, en el caso de parejas, superiores a $450.000.

La Cámara, dominada por los republicanos, aprobó el proyecto por 257-167 votos la noche del martes, tras haberlo hecho el Senado, de mayoría demócrata, por 89-8.

El texto torna permanentes exenciones fiscales heredadas de la administración de George W. Bush para la clase media y prevé una extensión del seguro por desempleo para dos millones de personas.

La crisis del “precipicio fiscal”, como se conocía a un alza generalizada de impuestos sumada a fuertes recortes del gasto público, no fue superada totalmente, ya que los representantes aplazaron dos meses más el debate sobre cómo recortar el déficit.

El acuerdo logrado no resuelve el tema del recorte del déficit, afirman los republicanos, para quienes el acuerdo alcanzado el martes suma $4 billones de deuda durante los próximos 10 años. El total supera actualmente los $16 billones.

Así, los republicanos, molestos tras haber cedido en el tema impositivo, buscarán que Obama ceda sobre el financiamiento del gobierno y sobre el aumento del tope del endeudamiento.

Los republicanos cierran sus posiciones. “Ahora, vamos a centrarnos en los gastos”, afirmó el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien cedió el martes para evitar ser responsabilizado de una crisis que podía llevar al país de vuelta a una recesión.

El 112.º Congreso de los Estados Unidos inició hoy una nueva legislatura, en la cual no habrá un cambio del equilibrio político, ya que la cámara baja seguirá en manos de la oposición mientras que el Senado seguirá en manos demócratas.

Etiquetado como: