AFP. 9 febrero
Las olas se estrellaban contra el faro de Newhaven, en la costa sur de Inglaterra, este domingo 9 de febrero del 2020, como consecuencia del impacto de la tormenta Ciara.
Las olas se estrellaban contra el faro de Newhaven, en la costa sur de Inglaterra, este domingo 9 de febrero del 2020, como consecuencia del impacto de la tormenta Ciara.

París. Vuelos cancelados, ferris inmovilizados entre Francia e Inglaterra, partidos de fútbol postergados en Bélgica: la tormenta “Ciara” soplaba con fuerza este domingo en el noroeste de Europa, sobre todo en Inglaterra, donde ha provocado daños, inundaciones y cortes de energía eléctrica y gas.

En Francia, cuyas costa y región norte se encuentran particularmente expuestas, 42 departamentos estaban bajo alerta naranja y se instó a la población a evitar las zonas boscosas, el litoral y a evitar la navegación.

En el Reino Unido, el más afectado por esta tormenta invernal (boreal), tuvieron que interrumpirse los transportes aéreo, ferroviario y marítimo, a causa de muy fuertes lluvias y ráfagas de viento de más de 130 km/h.

El Servicio Meteorológico Británico (Met Office) impuso en partes de Inglaterra y Gales la alerta naranja a causa del viento.

La Met Office había advertido de que probablemente las viviendas se vean afectadas, ya sea por cortes de energía eléctrica e inundaciones, e hizo énfasis en el peligro que pueden provocar los objetos arrastrados por el viento. De hecho, a la 1 p. m. local (7 a. m. en Costa Rica) 92.000 casas no recibían corriente, y algunos cursos de agua se habían desbordado.

No obstante, en el momento álgido de la tormenta, hasta 281.000 hogares estuvieron privados de electricidad y/o gas.

Tormenta Ciara se ensaña con el oeste de Europa

En la ciudad escocesa de Perth, tres personas resultaron heridas al derrumbarse parte del techo de un pub.

Decenas de vuelos fueron cancelados, y British Airways ofrecía a sus pasajeros que viajan desde o hacia Londres postergar sus traslados de este domingo. Virgin Atlantic también canceló varios de sus vuelos desde el aeropuerto londinense de Heathrow, el más grande del país.

Network Rail, propietaria de la red ferroviaria británica, aconsejó no viajar en tren este domingo salvo que sea “absolutamente necesario”, pues indicó que el tráfico podría verse perturbado hasta el lunes de mañana. Varias empresas ferroviarias también decidieron reducir sus frecuencias de viajes y la velocidad de sus convoyes, así como cancelar algunos servicios en Escocia.

Trastornos por doquier

La navegación de ferris en el canal de la Mancha entre Calais (Francia) y Dover (Inglaterra), fue interrumpida este domingo al mediodía “hasta nuevo aviso”.

Ciara también provocó aplazamientos de varios partidos de fútbol en el Reino Unido, así como el Escocia-Inglaterra por el torneo de rugby femenino de las Seis Naciones, y también carreras de caballos.

Los parques reales estaban cerrados y la reina Isabel II no asistió a la tradicional misa dominical en Sandringham, su residencia en el este de Inglaterra.

La localidad de Mytholmroyd, norte de Inglaterra, estaba anegada después de que el río Calder se salió de madre, este domingo 9 de febrero del 2020.
La localidad de Mytholmroyd, norte de Inglaterra, estaba anegada después de que el río Calder se salió de madre, este domingo 9 de febrero del 2020.

Asimismo, en Stanmore (noroeste de Londres), Lindsey Wells, una vecina de 36 años, tuiteó una foto y describió a la agencia británica Press Association cómo vio una grúa de construcción doblarse en dos en una obra. “Se plegó en dos como si fuera un spaghetti”, afirmó.

En Irlanda, la alerta naranja con riesgo de inundaciones en zonas costeras determinó que unas 14.000 viviendas, granjas y comercios quedaran privados de electricidad, según la cadena RTE.

En Galway (oeste), la ceremonia del lanzamiento de la ciudad como Capital Europea de la Cultura 2020 se canceló el sábado en la noche, y la aerolínea Aer Lingus previno de posibles retrasos y cancelaciones de vuelo.

En Alemania, los aeropuertos de Fráncfort, Berlín, Múnich, Colonia y Hanóver anularon las actividades. Según los servicios meteorológicos, esta situación podría continuar hasta las 6 p. m.(11 a. m. en Costa Rica) del lunes.

Además, algunas líneas ferroviarias en el norte alemán se vieron afectadas, anulándose la circulación de trenes regionales en el land de Baja Sajonia. La Deutsche Bahn anunció también la interrupción del tráfico de grandes líneas en el oeste de Alemania.

También el transporte aéreo se ha visto afectado en Bélgica, cancelándose unos sesenta vuelos desde o hacia el aeropuerto de Bruselas.

Este domingo se declaró una alerta naranja por viento, que podría provocar daños en todo el país.

En Bruselas, los parques estarían cerrados domingo y lunes y la liga de fútbol belga anunció la postergación de los encuentros programados para esta jornada.