AFP . 25 enero
Una vista de las casas inundadas causadas por las fuertes lluvias en el municipio de Sabara, estado de Minas Gerais, Brasil, el viernes 24 de enero de 2020. Las fuertes lluvias causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en el sureste de Brasil, matando a decenas de personas, dijeron las autoridades el sábado. (AP Photo/Flavio Tavares-Futura Press)
Una vista de las casas inundadas causadas por las fuertes lluvias en el municipio de Sabara, estado de Minas Gerais, Brasil, el viernes 24 de enero de 2020. Las fuertes lluvias causaron inundaciones y deslizamientos de tierra en el sureste de Brasil, matando a decenas de personas, dijeron las autoridades el sábado. (AP Photo/Flavio Tavares-Futura Press)

Al menos 30 personas murieron y 17 están desaparecidas por las lluvias más intensas en más de un siglo que azotan desde hace dos días el estado de Minas Gerais, en el sudeste de Brasil.

Imágenes aéreas divulgadas por la televisión local muestran deslizamientos de tierras, casas derrumbadas, árboles y postes de electricidad caídos, ríos desbordados y barrios inundados en varias ciudades por un temporal que afecta también a los estados vecinos de Rio de Janeiro y Espírito Santo.

El último parte de Defensa Civil cifra en 30 los muertos, la gran mayoría por aludes de tierra o sepultados por las casas derrumbadas en los cerros en la capital Belo Horizonte y en los más de 30 municipios afectados.

Los aguaceros han dejado también siete heridos, 17 desaparecidos, y más de 3.000 desalojados.

El parte no especifica el lugar ni las condiciones en que murieron las últimas víctimas. El anterior boletín informaba de 11 muertos y 16 desaparecidos.

El viernes, en la localidad de Ibirité, un niño, un recién nacido y dos adultos murieron en el derrumbe de dos casas, que dejó además varios desaparecidos.

Más tarde, otras dos personas murieron al derrumbarse varias casas en el barrio de Vila Bernardete, en Belo Horizonte.

Otras cuatro murieron en la capital del estado y uno en el municipio Contagem.

Varias unidades de bomberos y policías buscaban, ya entrada la noche de este sábado, a los desaparecidos entre los escombros.

Nuevo desastre

Las autoridades prevén que las lluvias bajen de intensidad el domingo, si bien advierten del riesgo de nuevos deslizamientos en nueve ciudades del área metropolitana de Belo Horizonte.

Esta nueva tragedia en Minas Gerais coincide con el primer aniversario de la rotura de un dique minero de Vale en la localidad de Brumadinho, que dejó 270 muertos (11 de ellos desaparecidos) por el torrente de lodo que sepultó la zona.

Vista aérea que muestra a los rescatistas que buscan a cinco víctimas que fueron enterradas por un deslizamiento de tierra en Belo Horizonte, estado de Minas Gerais, Brasil, el 25 de enero de 2020 después de días de fuertes lluvias. (Photo by DOUGLAS MAGNO / AFP)
Vista aérea que muestra a los rescatistas que buscan a cinco víctimas que fueron enterradas por un deslizamiento de tierra en Belo Horizonte, estado de Minas Gerais, Brasil, el 25 de enero de 2020 después de días de fuertes lluvias. (Photo by DOUGLAS MAGNO / AFP)

Debido a las lluvias, la minera informó que elevó al segundo nivel de alerta por riesgo de rotura -de los tres posibles- del dique Sul Inferior, del complejo minero Gongo Soco (100 km al este de Belo Horizonte), por "una erosión en la parte interna", si bien aseguró que se mantiene "estable".

La compañía recordó que los habitantes de esa zona ya fuero realojados en zonas seguras en febrero, cuando otro dique de este complejo pasó a nivel tres, de riesgo de rotura inminente.

Un récord histórico

La región está siendo castigada por las peores lluvias desde que se tiene registro. El Instituto Nacional de Meteorología (Inmet) informó que entre el jueves y viernes, Belo Horizonte acumuló 171,8 milímetros de lluvia, el mayor registro en 110 años de medición histórica.

Varias carreteras están cortadas por las inundaciones y decenas de puentes colapsaron.

Fuertes chubascos causaron también inundaciones en siete ciudades del norte y noroeste del estado de Rio de Janeiro, vecino de Minas Gerais, después de que se desbordaran tres ríos, sin reportes de muertos o heridos.

Espírito Santo, otro estado vecino, fue azotado hace una semana por violentos temporales que dejaron siete muertos y obligaron a evacuar a más de 3.000 personas de sus hogares, según fuentes oficiales.

Según el portal de noticias G1, las lluvias provocaron la rotura este sábado de un dique en una zona rural de Monjolos, en Minas Gerais, que provocó el desborde de un río que inundó varias casas sin dejar heridos.