AP. 2 abril
Un trabajador de salud camina por una sala en un centro de tratamiento de cólera en Beira, Mozambique, el sábado 30 de marzo de 2019. Foto: AP
Un trabajador de salud camina por una sala en un centro de tratamiento de cólera en Beira, Mozambique, el sábado 30 de marzo de 2019. Foto: AP

Johannesburgo. Los casos de cólera tras el paso del ciclón Idai en Mozambique aumentaron a más 1.400, dijeron el martes funcionarios del gobierno, a la vez que cientos de miles de dosis de vacunas llegaron al azotado país para limitar el rápido contagio de la enfermedad.

Las autoridades anunciaron la segunda muerte por cólera, que causa diarrea aguda y se propaga a través de alimentos y agua contaminada, condiciones bajo las que ahora viven unos 128.000 desplazados por el ciclón mientras viven en refugios muchas veces atiborrados de gente. El cólera puede causar la muerte en horas si no se trata.

El brote del cólera se ha propagado rápidamente desde que fue declarado la semana pasada con cinco casos confirmados. Ahora hay 1.428, la mayoría de ellos en el puerto de Beira, ciudad donde se estableció el centro de ayuda desde que el ciclón pasó el 14 de marzo.

La ciudad de medio millón de habitantes corre más riesgo de contraer cólera que otras zonas, pero la enfermedad también se reporta en comunidades aledañas en el centro de Mozambique. La nueva muerte ocurrió en Dondo, dijeron funcionarios del gobierno.

Hasta el lunes se habían contado 1.052 casos de cólera. Esta cifra ya era más del doble de las 500 camas disponibles en siete centros de tratamiento de cólera en toda la región, aunque la Organización Mundial de Salud (OMS) dijo planeaba “aumentar el cupo de manera significativa”.

Médicos chinos fumigaron productos químicos para prevenir la propagación del cólera en un campamento para sobrevivientes desplazados del ciclón Idai en Beira, Mozambique, el domingo 31 de marzo de 2019. Foto: AP
Médicos chinos fumigaron productos químicos para prevenir la propagación del cólera en un campamento para sobrevivientes desplazados del ciclón Idai en Beira, Mozambique, el domingo 31 de marzo de 2019. Foto: AP

La cifra general de muertos en Mozambique por el ciclón subió a 598, dijeron las autoridades el martes. Esta cifra ha sido calificada de bastante preliminar y quizás nunca se sepa la verdadera cuenta, ya que algunas personas han sido enterradas rápidamente y otras fueron arrastradas por corrientes.

Unas 900.000 vacunas orales contra el cólera llegaron a Beira para iniciar una campaña de vacunación el miércoles.

“Las próximas semanas van a ser cruciales y es importante actuar rápidamente si queremos salvar vidas y evitar que la gente sufra”, dijo el director regional de la OMS en África, Matshidiso Moeti, en un comunicado.

El ciclón dañó o destruyó 54 centros de salud en la zona central de Mozambique, empeorando las condiciones para contener el cólera y otras enfermedades transmitidas a través del agua como la malaria. Idai también mató al menos a 259 personas en el vecino país de Zimbabue y al menos 56 en Malawi.