Desastres Naturales

Lluvia ayuda a combatir gran incendio que azota Andalucía

Países del mar Mediterráneo como Grecia, Italia, Turquía y Argelia sufrieron este verano (boreal) incendios devastadores alimentados por las altas temperaturas

Andalucía. Una lluvia ligera se alió este lunes con los equipos que combaten el incendio forestal que azota Andalucía, en el sur de España, y que quemó 8.000 hectáreas, se cobró la vida de un bombero y obligó a evacuar a 2.600 personas.

Alrededor de 500 bomberos y 51 aviones lanzadores de agua tratan de apagar este fuego que las autoridades regionales definieron como “un monstruo” y creen que se inició intencionalmente, el miércoles pasado en la Sierra Bermeja, al sur de la provincia de Málaga.

Además, 260 soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se unieron a las tareas el domingo.

Los vecinos evacuados a un centro en Ronda estallaron en aplausos cuando empezó a llover, según pudo verse en imágenes de televisión.

Pero los bomberos advirtieron que la lluvia no bastará.

“La lluvia no va apagar el incendio”, dijo a la prensa Juan Sánchez, responsable regional de Bomberos.

"Pero en las zonas que ya tengamos controladas, sí que ayuda a acortar el plazo de extinción", añadió, sobre un incendio descrito por los servicios de emergencia como "complejo y excepcional".

Los vientos erráticos, las altas temperaturas, y la baja humedad convirtieron al fuego en “un monstruo hambriento”, estimó Alejandro García, otro responsable regional de Bomberos.

Las autoridades evacuaron el domingo a 1.600 personas de seis pueblos, aunque otras 1.000 que habían tenido que abandonar la localidad costera de Estepona pudieron volver este lunes.

“Controlarlo me parece mucho, pero hay un halo de esperanza”, estimó, en declaraciones a la radio Ser, la consejera andaluza de Agricultura y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo.

Países del mar Mediterráneo como Grecia, Italia, Turquía y Argelia sufrieron este verano (boreal) incendios devastadores alimentados por las altas temperaturas.