Desastres Naturales

Inundaciones en Australia empiezan a sumar muertos

Al menos, cinco personas han fallecido a causa de las fuertes lluvias al este del territorio

Queensland. Al menos cinco personas han muerto por las fuertes lluvias e inundaciones registradas en los últimos días al este de Australia, informaron este sábado las autoridades regionales.

Las imágenes emitidas en televisiones australianas muestran casas completamente rodeadas por agua, carreteras cortadas, áreas de tierra convertidas en lagos y una sección de un muelle de hormigón arrastrado por la corriente de un río.

La policía del estado de Queensland anunció que halló el cuerpo de una mujer de 37 años, lo que elevó a cinco el número de víctimas fatales por las lluvias y crecidas de ríos.

El automóvil de un equipo de servicios de emergencia se vio arrastrado por el agua matando a uno de sus cuatro ocupantes. Además, durante la noche se encontró el cadáver de otro hombre que habría sido atrapado por las inundaciones, indicó la policía, que anteriormente había informado de dos muertes.

"En algunas partes del sureste (del estado) de Queensland, este es el mayor acontecimiento que verán en varias décadas", dijo el responsable de la policía y los servicios de emergencia de gobierno regional, Mark Ryan.

"Y la lluvia no ha parado. De hecho, en algunas partes se está intensificando", advirtió.

El pueblo de Gympie enfrentaba un aluvión de agua por la crecida del rio Mary, indicó su alcalde Glen Hartwig citado por la televisión nacional ABC.

En el Royal Hotel del pueblo, “sin un submarino o un esnórquel no conseguirás una cerveza”, dijo Hartwig. “Hay agua hasta el techo y en algunas partes encima de este”, agregó.

La dirigente de Queensland, Annastacia Palaszczuk, dijo que el río Mary podía crecer hasta 21 metros en Gympie. Podría superar los niveles vistos por última vez allí en febrero de 1999, indicó la oficina de meteorología.

Como medida preventiva, Queensland podría emitir alertas de evacuación, especialmente para unos 700 residentes en el área de Gympie, dijo Palaszczuk. ”Si no hacemos esto ahora la gente quedará aislada y atrapada”, advirtió.

Los servicios de emergencia respondieron a más de 1.800 llamados pidiendo ayuda en 24 horas en el sureste de Queensland, señalaron las autoridades. Más de 250 personas se encontraban en centro de evacuación el sábado por la mañana.

Las precipitaciones en algunas áreas del estado superaron récords de hace décadas, explicó un meteorólogo de Queensland, David Grant, que anticipó más lluvias el domingo, ya que la tormenta se mueve más despacio de lo previsto.

La capital estatal Brisbane también sufrió fuertes precipitaciones. ”Básicamente vimos en un día lo que llueve en un mes en Brisbane”, dijo Grant.

Los socorristas procedieron a 132 rescates en aguas tumultuosas en 24 horas, afirmó Greg Leach, comisionado para los servicios de emergencias y bomberos de Queensland.

“Nuestros equipos están saturados. Nuestros ríos crecen, tenemos inundaciones relámpago. No es momento ahora de estar al exterior en el sudeste de Queensland si no hay necesidad”, agregó.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.