AFP. 12 mayo
La mayoría de incendios tiene lugar en el departamento de Petén, norte de Guatemala./Prensa Libre, Guatemala
La mayoría de incendios tiene lugar en el departamento de Petén, norte de Guatemala./Prensa Libre, Guatemala

Ciudad de Guatemala. Los incendios forestales han destruido 8.711 hectáreas de bosque en Guatemala desde diciembre a causa de una fuerte sequía, cifra que podría aumentar porque 10 focos siguen activos, informó este domingo protección civil.

En ese periodo se han registrado 1.265 incendios forestales y no forestales en todo el país, indicó a la prensa el portavoz de la Coordinadora para la Reducción de Desastres Nacional (Conred), Julio Sánchez.

Según el organismo estatal, la temporada de incendios forestales comienza en diciembre en Guatemala y suele terminar en junio con la estación lluviosa.

El funcionario de la Conred, entidad a cargo de protección civil, comentó que 10 focos se mantienen activos: ocho en el departamento norteño de Petén, fronterizo con México y Belice; uno en Retalhuleu (sur) y otro en Zacapa (este).

Sánchez dijo que este domingo brigadas de protección civil, entre las cuales participan elementos del Ejército, continuaban con “las acciones de control y liquidación de incendios”.

La Conred se encuentra en alerta amarilla institucional desde diciembre, pero, a nivel local, en Petén, el poblado de San Andrés decretó la alerta roja y anaranjada en La Libertad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), los incendios se han visto favorecidos por el calor y la sequía en gran parte del país.

Muchos fuegos están vinculados a quemas para preparar los suelos para cultivos y ganadería, pero en Petén algunos casos son provocados por grupos del narcotráfico que construyen pistas de aterrizajes clandestinas, según denuncias de autoridades y activistas.

Guatemala registró 1.030 incendios en la temporada 2017-2018 que destruyeron 13.379 hectáreas de bosques en todo el país centroamericano, según la Conred.