AFP.   1 noviembre, 2020
Equipos de socorro cortaron árboles y removieron escombros en busca de posibles supervivientes de una avalancha que mató a nueve personas y destruyó 50 viviendas en Nejapa, El Salvador, el 30 de octubre del 2020. AFP

San Salvador y Managua. El Salvador elevó este domingo el nivel de alerta en todo el país ante la amenaza de que la tormenta tropical Eta, que avanza por el mar Caribe, evolucione a huracán y provoque fuertes lluvias, en tanto que Nicaragua decretó medidas preventivas.

“El gobierno del presidente de la República, Nayib Bukele, elevó el nivel de alerta a escala nacional”, informó la secretaría de prensa de la Presidencia, en un comunicado.

Por su parte, el Gobierno nicaragüense declaró el sábado alerta amarilla (preventiva) en la región del Caribe norte y los departamentos septentrionales de Jinotega y Nueva Segovia, en el Pacífico, para agilizar los preparativos para una eventual emergencia.

Si se convierte en huracán, los “vientos podrían alcanzar los 120 km/h previo al impacto en algún punto entre Cabo Gracias a Dios (Honduras) y la ciudad de Bilwi”, principal del Caribe Norte de Nicaragua, afirmó en rueda de prensa el director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca.

La tormenta tropical Eta podría tocar suelo centroamericano este lunes en calidad de huracán”, indicó un informe del Ministerio de Medio Ambiente de El Salvador.

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) advirtió en Twitter de que “Eta, de movimiento lento, puede causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que amenazan la vida en partes de América Central”.

El ministro de Gobernación salvadoreño, Mario Durán, ordenó que se activaran “con anticipación” las comisiones de Protección Civil de los 14 departamentos y de cada uno de los 262 municipios del país para atender eventuales emergencias entre la población.

Esas comisiones deben identificar y alistar sitios que puedan ser usados como albergues en caso de evacuaciones debido a las tormentas, que se espera afecten a El Salvador a partir del martes.

Este país centroamericano fue escenario de una avalancha de agua, lodo y rocas que mató a nueve personas, destruyó viviendas y bloqueó una autopista, el viernes anterior.

De acuerdo con las proyecciones de Ineter, Eta podrían tocar las costas del Caribe nicaragüense la madrugada del martes para luego debilitarse, principalmente cuando pase por las montañas del departamento de Jinotega.

El director del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, expresó que este domingo tenían previsto terminar de evacuar a familias que viven en los cayos Miskitos, frente a las costas del Caribe norte.

También están resguardando las comunidades indígenas en el litoral norte y en río Coco, al este de la frontera con Honduras.

Este domingo, el gobierno envió a la región del Caribe un segundo convoy con víveres y provisiones para que las unidades de Sinapred, incluida Defensa Civil del Ejército, garanticen la atención a poblaciones afectadas, señaló González.