AFP . 23 abril, 2019

Rangún. Dos personas murieron y medio centenar más están desparecidas después de un deslave en una mina de jade en el norte de Birmania, informaron este martes fuentes policiales.

Al menos “54 personas están desaparecidas (...), es imposible que pudieran sobrevivir”, declaró la Policía.

El accidente se produjo en el estado de Kachin, centro de la industria del jade, donde se registran a menudo catástrofes de este tipo.

El deslave creó un inmenso “lago de barro” que sumergió a los mineros mientras dormían, precisó la Policía.

De momento, solo dos cadáveres han podido ser recuperados.

Birmania es el primer productor mundial de jade, piedra preciosa muy apreciada en particular en la vecina China.

Sin embargo, las condiciones de extracción son muy precarias, pues las compañías mineras emplean a numerosos trabajadores ilegales.

Los lugares atraen además a varios trabajadores pobres que intentan hallar pedazos de jade en los terraplenes dejados junto a las minas.

Decenas de personas mueren cada año debido a deslaves, aunque la mayoría de estos se produce durante la temporada de lluvias, que empezará a afectar al país el próximo mes.

En noviembre del 2015, más de 100 personas perecieron en un accidente similar.