Por: Agencia AFP.   Hace 6 días
Producto de los fuertes vientos, las palmeras se doblaron este jueves a lo largo de la costa oceánica en San José del Cabo, México. Foto: AP
Producto de los fuertes vientos, las palmeras se doblaron este jueves a lo largo de la costa oceánica en San José del Cabo, México. Foto: AP

Los Cabos. Autoridades mexicanas declararon este jueves alerta roja para el turístico municipio de Los Cabos, en el noroeste del país, debido a los fuertes vientos y lluvias provocados por la tormenta tropical Bud, que se acerca a la región.

"Pedimos a la población que redoble sus acciones preventivas", dijo más temprano Carlos Mendoza, gobernador del estado de Baja California Sur, uno de los más visitados por turistas provenientes de Estados Unidos y Canadá.

En una reunión de protección civil con autoridades locales, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que están cerrados los aeropuertos de la zona.

La ocupación hotelera en Cabo San Lucas y San José del Cabo, las dos principales localidades de Los Cabos, está al 60%, con alrededor de 21.000 turistas, precisó el secretario de Turismo estatal Luis Araiza, durante una sesión de emergencia del sistema de Protección Civil.

"Los operativos de protocolo de Protección Civil en todos los hoteles han sido ya instaurados", afirmó Araiza.

Más temprano, las autoridades ordenaron suspender clases Los Cabos y en La Paz, la capital estatal, unos 186 kilómetros al norte.

En tanto, la alcaldía de Los Cabos informó que cuenta con el abastecimiento suficiente de combustible y comida para evitar las compras de pánico.

Bud se ubicaba 50 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas y se desplazaba en el océano Pacífico a 11 km por hora con dirección al norte, con vientos máximos sostenidos de 75 km por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Se pronostica que el centro de Bud cruce Baja California Sur este jueves y que se debilite al cruzar la península hasta convertirse en depresión tropical el viernes.

"Se recomienda a la ciudadanía ubicada en regiones de los estados con pronóstico de lluvias, viento y oleaje, incluida la navegación marítima, a extremar precauciones", dijo el Servicio Meteorológico Nacional en un comunicado.

Las autoridades han habilitado más de 2.500 refugios en la zona de impacto del fenómeno, 167 en Baja California Sur y el resto en Colima, Jalisco, Guerrero y Michoacán, según datos de Protección Civil. Además, varios puertos de esos estados fueron cerrados.

El martes, Bud alcanzó la fuerza de huracán categoría 4 (de 5) en la escala Saffir-Simpson, pero desde entonces ha ido perdiendo fuerza.

En 2014, Baja California Sur sufrió el azote del huracán Odile, que dejó seis muertos y 1.000 millones de dólares en daños tras alcanzar la categoría 4.