AFP. 5 agosto
AP
AP

París. La preocupación de las asociaciones y sindicatos por la contaminación con plomo por el incendio en la catedral de Notre Dame se mantiene intacta a pesar del anuncio del Ayuntamiento de París de que llevará a cabo una operación de descontaminación más intensa.

Un día antes de que el martes se publique un mapa actualizado con los niveles de contaminación, representantes sindicales de la Confederación General del Trabajo (CGT) y miembros asociativos expresaron su inquietud por el estado de salud de quienes estuvieron en la zona del templo durante el incendio y a posteriormente.

Con la deflagración del 15 de abril, centenares de toneladas de plomo presentes en la aguja y el tejado se fundieron y se dispersaron en forma de partículas.

La asociación Robin des Bois (Robin Hood) anunció el lunes de la semana pasada que había presentado una denuncia judicial por la contaminación con plomo provocada por el incendio de Notre Dame, acusando a las autoridades francesas de haber tardado en reaccionar y de falta de transparencia.

Las obras de renovación de la catedral se interrumpieron el 25 de julio para que se revisen las reglas de precaución para los trabajadores expuestos a residuos de plomo. Estas no se reanudarán hasta la semana que empieza el 12 de agosto.

Un reinicio de las obras que “no nos satisface”, criticó Benoît Martin, de la unión departamental de la CGT, quien aseguró que temen por la salud de los bomberos, operarios de limpieza, policías, pero también por los emblemáticos vendedores de libros parisinos y los empleados en bares y restaurantes cercanos a Notre Dame, en la isla de la Cité, en el corazón de París.

Anne Souyris, concejala adjunta para asuntos de salud del Ayuntamiento de París, se refirió este lunes 5 de agosto del 2019 a la contaminación por plomo en la cattedral de Notre Dame.
Anne Souyris, concejala adjunta para asuntos de salud del Ayuntamiento de París, se refirió este lunes 5 de agosto del 2019 a la contaminación por plomo en la cattedral de Notre Dame.

Por otro lado, dos escuelas ubicadas en el mismo barrio que la catedral fueron cerradas a finales de julio como medida de precaución, debido a una concentración alta de plomo. Estos establecimientos acogían a 180 niños para cursos de verano.

Anne Souyris, concejala de salud adjunta en el Ayuntamiento de París, reconoció este lunes en una entrevista en Le Parisien que “a pesar de las tareas de limpieza, la contaminación sigue siendo demasiado importante” en la zona de Notre Dame y en sus alrededores.

Según explicó Souyris, una nueva operación de descontaminación “con medios mucho menos clásicos” empezará esta semana y terminará antes del inicio del curso escolar, a principios de setiembre.

‘No se contempla’ confinar la catedral

El confinamiento del templo, exigido por asociaciones y sindicatos, “no se contempla de ninguna forma”, afirmó este lunes el arzobispo monseñor Chauvet durante una entrevista en la emisora de radio Europe 1.

El rector de la catedral afirmó que los operarios que participan en la reconstrucción “ya no se encuentran en peligro” y explicó que “todo el mundo se ha hecho pruebas de sangre para conocer los niveles de plomo y puedo decir que no estamos contaminados”.

"Actualmente, el personal (15 trabajadores del hospital Hôtel-Dieu) que se hizo un análisis de plomo no ha recibido los resultados", aseguró, por su lado, Graziella Raso, sindicalista de la CGT en este centro cercano a la catedral.

Una mujer mostró un mapa de niveles de contaminación por plomo en la catedral de Notre Dame durante una rueda de prensa organizada por la Confederación General del Trabajo (CGT), este lunes 5 de agosto del 2019 en París.
Una mujer mostró un mapa de niveles de contaminación por plomo en la catedral de Notre Dame durante una rueda de prensa organizada por la Confederación General del Trabajo (CGT), este lunes 5 de agosto del 2019 en París.

Souleymane Soumaro, sindicalista de la CGT de los trabajadores parisinos de limpieza, añadió que los 500 empleados de su colectivo "no fueron informados del riesgo" de la exposición al plomo.

“Continúan utilizando sus escobas y lavan sus uniformes en sus casas, lo que eleva el riesgo de que se contaminen sus familias”, añadió.

Los resultados de nuevos análisis de la concentración de plomo, cuya publicación está prevista para este martes, "se harán públicos de forma inmediata", aseguró Emmannuel Grégoire, teniente de alcalde de París, en una entrevista radiotelevisiva en France Info.

Si estas muestras “revelan que otras calles adyacentes están contaminadas, entonces pediremos que sean cerradas”, indicó Souyris.